Image Map

sábado, 10 de enero de 2015

Steelheart

Titulo: Steelheart
Titulo original: Steelheart
Autor: Brandon Sanderson
Genero: Ciencia ficción
Reseña:

Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova. De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos. El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. Los Reckoners quieren venganza, y el chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.


Había escuchado y leído excelentes críticas sobre Brandon Sanderson, así que mi curiosidad comenzaba a ponerse inquieta porque todavía no había leído nada suyo. Decidí animarme con Steelhart, el primer tomo de la trilogía Reckoner y me alegro de haberlo hecho porque fue una gran lectura.

Sin dudas el autor tiene una imaginación desbordante y una pluma muy atractiva. Es ligera e incluso graciosa (hasta irreverente si se quiere), pero está cargada de palabras poderosas, emoción y descripciones muy ricas.

A pesar de las buenas referencias, no estaba segura de con qué iba a encontrarme, creía que iba a ser una historia de superhéroes y temía no sentirme cómoda con una trama así. Sin embargo, capturó mi atención de inmediato y antes de llegar si quiera al primer capítulo ya me había puesto la piel de gallina.

En esta historia el mundo no es más como lo conocemos, desde que llegó Calamity y aparecieron los Épico cundió el caos. Es que los Épicos son humanos con súperpoderes… y no hay uno solo que los use para el bien. Son todos tiranos que someten a la humanidad. Chicago Nova está bajo la tiranía de Steelheart, un Épico muy poderoso capaz de convertir la materia en metal (de hecho, convirtió a toda la ciudad en metal) y a quien no afectan los disparos, explosiones y demás atentados por el estilo.

David, nuestro prota, presenció como Steelheart asesinaba a su padre y. siendo solo un niño, tomó una drástica y completamente suicida decisión: matar al gran Épico.

Tras diez años de planear su venganza, consigue unirse a los Reckoners, un grupo de humanos que tiene como objetivo eliminar Épicos, y ahí las cosas se ponen buenas (más buenas) porque David llega para revolucionar al mítico grupo: los hace cuestionar sus objetivos y los convence de olvidarse de los Épicos inferiores y asesinar a Steeheart para hacerle un bien a la humanidad.

Es una novela llena de acción y mucho, mucho sentido del humor.

David es un buen protagonista. Lo suficientemente tonto, ingenuo y distraído para caernos simpático, lo suficientemente roto y triste para generarnos empatía y lo suficientemente decidido, impulsivo y valiente para que lo respetemos. Está tan obsesionado con asesinar a Steelheart que es incapaz de pensar en algo más, no le importa si tiene que sacrificar su propia vida, si eso libra al mundo del Épico está dispuesto a hacerlo sin dudarlo.

El grupo de los Reckoners es de esos que te cae bien o te cae bien, como una gran familia ensamblada con mucha camaradería, cariño y protección mutua. Y peligro, por supuesto que peligro. Sin embargo, había algo que me hacía ruido con ellos, tenía el fuerte presentimiento que ahí adentro había un traidor y eso me generaba una muy interesante desconfianza ante todos. Si estaba en lo cierto o no, voy a dejar que lo descubran ustedes. Solamente voy a decir que este grupo de rebeldes guarda más de una sorpresa.

Es una historia muy entretenida y original. Raya la perfección, pero… sí, peros.

Algunas escenas de acción me distraían o me hacían perder el hilo. De todas formas, no culpo a Sanderson por esto, es algo que me sucede muy a menudo con escenas de luchas o batallas.

Por otro lado, algo que me puso muy nerviosa: Calamity. ¿Cómo es que nadie se altera teniendo una cosa roja brillando permanentemente en el cielo? ¿Nadie se pregunta qué hace ahí, de dónde vino o cuál es su propósito? La naturalidad con la que constantemente se habla de esa… cosa, me perturbaba. Simplemente la aceptan con resignación. Nadie lo cuestiona, nadie lo desafía, Meli se vuelve loca. Juro que si en el tercer tomo de la trilogía (Calamity) me salen con que destruyendo a Calamity destruyen a los Épicos le pego a Sanderson con un bate. Y sí, acabo de amenazar públicamente a un autor brillante.

Confío en que no sea así, que depare un giro de trama más interesante al respecto ya que este libro tiene unos giros ES-PEC-TA-CU-LA-RES. De esos que te dejan con la boca abierta, literalmente, y te hacen dar ganas de proferir insultos por lo brillantes y retorcidos. Muy buenos. Muy, muy buenos.

Por último, el pero final: todos los Épicos tienen una debilidad, si Brandon fuera un Épico la suya serían los detalles menores e irrelevantes. Los descuida, algunas de las cosas que dice como al pasar no tienen lógica en el contexto de la historia. Por ejemplo, David asegura que conoce las bananas porque leyó sobre ellas en una enciclopedia. ¿Tiene importancia en la historia? Absolutamente no, pero son cosas que llaman la atención y hacen ruido. Tenía ocho años cuando llegaron los Épicos, vivió ocho años en completa normalidad, en una ciudad como Chicago, en una familia presumiblemente de clase media. ¿En esos ocho años nunca comió una banana? ¿Nunca las vio en una verdulería o en el supermercado? No tiene sentido. Y hay varios detalles así, sin importancia pero que atraen tu atención. Sé que es buscarle la quinta pata al gato, pero me sorprendió encontrar en una historia tan bien pensada y escrita estas pequeñas falacias que desentonan y, en lo personal, distraen. Son pequeñas desprolijidades que no combinan con tan buen libro.

Quitando esos tres peros, siendo dos de los tres cosas más bien de lector mañoso y obsesivo, todo lo demás es increíble y muy bueno.

Ya lo dije, una historia diferente, muy bien pensada. Con una sobrecarga de acción, drama y emoción.

Me encantó y no veo la hora de tener Firelight, su continuación, en mis manos.

11 comentarios:

  1. Hola Meli!
    Me enteré de la existencia de este autor un poco antes de que trajeran Steelheart por una compañera de la facu. Me dijo que era su autor favorito y que lamentablemente casi no se conseguían libros suyos acá. Así que me emocioné cuando trajeron este y quise leerlo.
    Así que será cuestión de tiempo que pueda hacerlo. Le tengo muchas expectativas y quiero conocer a los terribles épicos y a los reckoners.
    Y quizás los datos insignificantes como las bananas los pone a propósito para ver si prestamos atención... viste como dicen esos que agregan frases tontas en un trabajo para ver si el profe que lo corrige se da cuenta.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!

    Tras leer tu reseña tengo claro que tengo que leer este libro porque contiene todos los ingredientes que me gusta encontrar en un libro: acción, humor, giros argumentales...

    Un besote! ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encantaria leerla. Sanderson me tiene loca y lo quiero leer

    ResponderEliminar
  4. Hola! Leí este libro hace unos días, a mí también me encantó. Nunca había leído nada de Sanderson y no estaba seguro con qué me encontraría (en la contratapa la mencionan como una novela de fantasía épica, pero a menos que ese término sea más amplio de lo que yo creía está muy lejos de ser eso) pero me encantó. Algo que me molestó fue ya conocer el título del siguiente libro, Firefight, porque por algo que menciona David al principio (tampoco quiero spoilear mucho por las dudas jaja) parecería que no tendría taanta importancia, y en cambio al saber ya que la continuación se llamaba así estuve casi todo el libro obsesionado con qué pasaría con ese personaje para que le fuera a dar título al otro libro jaja
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    No he leído nada de este autor, y tiene buena pinta, no sé si me gustará o no, pero lo anotaré. Gracias por la reseña.

    Besicos ^^

    ResponderEliminar
  6. Hoola! Yo también he leído muy buenas críticas, en especial de este libro, y traté de encontrarlo en español pero solo pude descargarlo en inglés, así que lo intentaré :3 xd

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A este libro le tengo muchas ganas yo también, y al autor. Asi que a ver si lo leo este año y me estreno con él.
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. A mi el libro me gusto muchísimo. Aunque eso de las bananas lo pensé después de que lo dijiste, antes ni se me había ocurrido.
    El final para mi fue genial, y cuando hablas de la pluma de Sanderson coincido totalmente. Espero que el otro libro, el segundo, este muy bueno, o este genial como este o mejor.

    En fin, Nos vemooos!

    ResponderEliminar
  9. Solamente vos podias salir con algo como lo de las bananas y por eso sos mi blogger favorita.
    Vi este libro y me llamo la atencion como no conocia al autor dije "voy a ver si meli lo leyo" y lo habias leida no más. Cuando vuelva lo compro porque lo pintas muy bueno.

    nos vemos!

    ResponderEliminar
  10. Meliii! que alegria encontrar esta reseña porque tengo ganas de probar este autor pero tiene tantas series y libros que no sabia muy bien por donde empezar y este parece estar bien, muy bien.

    Me causó lo de las bananas jaja que chica rebuscada que sooos! pero coincido con el de arriba por eso sos una de mis favoritas, sos espontanea y tenes credebilidad

    ResponderEliminar
  11. Es un libro que disfrute y espero leer pronto la continuacion.

    saludos

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D