Image Map

martes, 24 de marzo de 2015

Top Ten Tuesday: 10 libros de mi infancia que me encanta releer

¡Holaaaa!

¿Cómo los trató el finde largo? A mí con un aburrimiento mortal. Estoy enojada. Tengo algo así como fobia de estar en mi casa jaja. El sábado salí con los chicos de Blogueros Unidos Argentina, y fue lo más porque no hay forma de que no sea lo más, pero después... una amiga me plantó DOS VECES y por eso me quedé encerrada en casa dos días que podría haber disfrutado callejeando (no los desaproveché, sino que los usé para adelantar cosas de la uni, blog y demás, pero quería que fueran de ocio, porque ya unas semanas más y me va a resultar imposible tener ratos libres :/).

Poner excusas y quedarme en casa fue siempre mi plan perfecto jajaja pero hoy salgo sí o sí, o sí. Por el bien de mi salud mental.

Basta de mis dramas nada dramáticos:

Me gusta el TTT de hoy, aunque la verdad sea dicha, ya he hablado en múltiples oportunidades de aquellos libros de mi infancia que amo con todas mis fuerzas. Por ejemplo, acá.

Mi lista no va a ser de diez títulos, porque quiero incluir solo aquellos que marcaron mi infancia y les tengo un cariño infinito.

1º Queridos monstruos, Elsa Bornemann

Este libro para mí es mi infancia misma. Lo amo profundamente.

No solo lo leí tantas veces que está desarmado, literalmente desarmado y todo pegado con cinta, sino que algunos cuentos todavía me ponen la piel de gallina (Ellas también desean andar en bicicleta. MADRE MÍA. Me llena de angustia y pone los pelos de punta).

Además, algo mega importante, fue gracias a Elsa y particularmente a este libro, que siendo muy chiquita decidí que quería ser escritora y acto seguido, me senté a escribir y jamás paré. Atribuyo a Elsa una de las cosas que más amo hacer en la vida, le voy agradecer siempre haberme inspirado de esa forma y me hubiera encantado conocerla. Fue mi sueño durante años, lloré muchísimo cuando se fue tan prematuramente. No solo porque nunca iba a conocerla, sino porque sentí que perdía una parte de mi infancia.

Es una locura lo que algunos autores pueden llegar a representar para uno.

2º Historias de pesadillas, R.L. Stine

Si bien la portada a los casi veinticinco me sigue dando "cosita", voy mejorando, de chica directamente no podía mirar ese monstruo, me daba impresión tocarlo mientras leía, tomaba el libro con dos dedos desde los bordes porque me traumatizaba ese bicho jaja

Pero el contenido, ¡ay, el contenido! no solo tiene algunos de los cuentos cortos de Stine más geniales, sino que incluye algunos de los cuentos favoritos del autor, y son fantásticos. Algunos se convirtieron de inmediato también en mis favoritos.

Por ejemplo, el GRANDIOSO Mister Polo, de Gahan Wilson . Una narración exquisita, una historia amigable y hasta tierna que se pervierte hasta causarte escalofríos. Y La incineración de Sam McGee, de Robert W. Service. Una vez más, una narración extraordinaria, muy bien construido y hasta hilarante más allá de lo impresionante.

Amo este libro.

3º La habitación secreta

Nunca se van a imaginar cuál era mi genero favorito de chica, ¿no? jaja

Elijo este título, ya que fue uno de los que más me obsesionó, impresionó y traumatizó, pero en general podrían entrar casi todos los tomos de La calle del horror, probablemente mi colección favorita de historias de R.L. Stine.

Este libro en particular me encanta, tiene un plot twist bastante inesperado y mucha, mucha, tensión.

Además me causa un sentimiento raro, como nostalgia ocre y otoño frío (vivan mis descripciones de sentimientos tan... inusuales. Pero les juro que es exactamente algo así lo que siento al leerlo). Es una sensación similar a la que me causan los primeros libros de Harry Potter. Y me encanta. Aunque utilizo la palabra frío, es una sensación sumamente cálida la que me embarga.

Como dato de color: la primera vez que leí este libro, de los nervios y sin darme cuenta, me empecé a arrancar los pelitos de la ceja izquierda mientras leía. Cuando terminé el libro... me faltaba media ceja. Nadie dijo jamás que yo fuera normal.

4º Harry Potter

Miren qué iba a faltar.

Harry es parte de mi infancia y mi vida entera a partir de ese momento. Ya hablé en el libro anterior aquellas sensaciones abstractas y que tanto me gustan que me provocan. Pero además de eso, es la primera historia que amé y odié hasta quedarme ronca. Una de las primeras que me rompió el corazón, la que me hizo creer en la magia, que me incitó a investigar sobre los temas que narraba y me apasionaban.

Incluso también me inspiró a escribir. No en el sentido "quiero ser como JKR" o "quiero escribir el próximo Harry Potter", eso no, mis aspiraciones siempre fueron deprimentemente realistas. Pero leí tanto sobre criaturas mágicas, mitos, leyendas y floklores gracias a Harry que mis propias historias mágicas se fueron cocinando.

Harry es todo para mí. Amor por siempre.



5º La travesía del Viajero del alma

Narnia de por sí ocupa un lugar especial en el corazón, es una saga llena de ternura y aventuras, está sí que fue la primera en partirme el corazón en mi pedazos (y no exactamente por el final), y la que me enseñó que no todos los felices por siempre son iguales.

Dentro de ese amor global por la historia, mi favorito siempre fue, es y será -aunque seguido muy, muy de cerca por La silla de plata-, La travesía del Viajero del alba.

Un libro maravilloso, magia pura, una aventura con todas las de la ley. Lo amo mucho y cada tanto lo sigo releyendo.








Y acá se termina la lista.

Me estaría faltando El fantasma de Canterville, libro que amo con la fuerza de mil soles, pero decidí dejarlo afuera ya que no quiero ser reiterativa, he hablado mil veces de lo que siento y ese libro significa para mí. Me causa la misma sensación que Harry, una nostalgia fría pero calida y es un libro que, más allá del cinismo, me transmite mucha, mucha paz.

Por acá hablé de él largo y tendido.


¿Qué libros marcaron sus infancias?

¡Buen martes todo el mundo!

5 comentarios:

  1. Hola Meli!
    Explícame cómo hiciste para ir arrancándote los pelos de la ceja!
    De estos leí Queridos monstruos hace mucho mucho tiempo y por eso no me acuerdo nada. Y Harry que bueno, hablar de Harry es reiterativo y es algo más que sabido.
    Por tu culpa me da culpa no haber leído nada de Stine y quiero, a ver si me causa lo mismo y me empiezo a arrancar pelos. Y Narnia, también... otro eterno pendiente que algún día tengo que leer. Me parece que cuando vaya a la iglesia voy a ceder a la veda me compro algún que otro Stine que suelen estar baratos.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Estuvo muy lindo el sábado! Hace mucho no nos veíamos todos juntos (le decía lo mismo que ya se habían dicho pero para que la gente se entere que nunca coincidimos todos (? )
    Me maté de risa con el dato de la ceja! jajaja me hiciste acordar a una profesora que tenía solo la mitad de la ceja derecha y no podíamos parar de reir con mis amigos... la invocaste...
    Ya que está... dos libros de mi infancia son Harry Potter y Vecinos y detectives en Belgrano, amor total.
    Difiero con vos con "El fantasma de Canterville" como dije en alguna entrada tuya, a mi no me gusta :/
    Saludos!! :D

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso Meli! Yo también incluí Harry Potter, significa mucho para mí, si mal no recuerdo fueron los primeros libros largos y primera saga que leí. Y Las Crónicas de Narnia, este año recién empecé a leerlos, leí el sobrino del mago y lo disfruté como no te das una idea, me encantó :D. La travesía del viajero del alba es mi película favorita hasta ahora, y no me sorprendería que fuera también mi libro favorito cuando lo lea. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues es raro, viendo lo que coincidimos siempre, pero no he leido ninguno de esos jajajaja
    Besazos!

    ResponderEliminar
  5. El fantasma de Canterville es un gran libro tambien, otro de Wilde que amaba en mi infancia es el principe feliz, hermoso cuento
    Nania y Harry tambien marcaron mi infancia, los leia una y otra vez, sobre todo Harry antes de cada libro

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D