Image Map

lunes, 27 de mayo de 2013

Fuego

Titulo: Fuego
Titulo original: Fire
Autor:Kristin Cashore
Genero: Aventura, drama, fantasía
Reseña:
Treinta años antes de que Graceling salvara su reino...
Al otro lado de las montañas al este de los Siete Reinos, en una tierra rocosa y asediada por la guerra que se llama Dells, Fuego tiene 17 años y es la última monstruo del reino con forma humana. Es preciosa en cuerpo y mente, tiene una cabellera de color rojo brillante que ondea al viento como una llama y comparte el poder de leer la mente y ejercer su influencia silenciosa sobre los humanos con sus congéneres, pero hay algo que la distingue de ellos: sabe distinguir entre el bien y el mal. Cuando la conspiración estalla para derrocar al rey, Fuego deberá elegir entre la fidelidad a los suyos y el amo por un príncipe cuyos pensamientos no puede vislumbrar.


Mi opinión:

Primera GRAN decepción del 2013.
Graceling, la primera parte aunque sean historias aisladas, me fascinó y me dejó con las expectativas por las nubes. Fuego no le llegó ni a los talones.

Me gustó muchísimo el tema de los monstruos con sus colores de neón, pero creo que es lo único que rescato del libro entero.

El estilo de Cashore, al igual que en el anterior, es tomarse las cosas con calma e ir lento. Lamentablemente, en este libro le juega en contra, ya que hasta el final el libro carece de acción y son capítulos y capítulos de lo más lentos en los que apenas ocurren cosas con relevancia.

Lo que se traduce como: este libro me aburrió y decepcionó tanto que no sé qué hacer con Bitterblue, y arruinó lo mucho que me gustó el primero.

Evidentemente Cashore tiene algún tipo de prejuicio contra el matrimonio y la familia, sus protagonistas insisten en ser mujeres libres y no tener hijos, y da la sensación que querer lo uno o lo otro las haría mujeres débiles. Aunque respeto la postura de la autora (no la comparto, una persona no es una debilucha por enamorarse o desear tener hijos), se tornó repetitivo, insiste demasiado en eso y ya comienza a parecerme odioso.

En este libro sentí algo que es un sinsentido, pero se los digo: Fuego quería tener hijos y Cashore no la dejó jaja
El instinto maternal estaba ahí (¡por dios, si termina el libro con ella acunando un bebé y soñando despierta!), pero la autora lo truncó de una manera bastante cruel. (Sin contar que es obvio que a Katsa le va a pasar lo mismo, y eso nos arruina esa pequeña esperanza que Graceling nos dejó de que algún día aflojara y formara una familia con Po).

Fuego tiene sus razones para no querer procrear, ella es un monstruo y no desea traer otro al mundo, pero no deja de ser reiterativo.

Hablando de nuestra protagonista, es interesante, no lo suficiente para salvar la historia, pero sí bastante. Vive acomplejada y escondiéndose por su condición de monstruo (los monstruos de Cashore tienen una belleza sobrehumana y... se alimentan de otros monstruos, así que Fuego está en constante peligro, ya que los monstruos son tanto humanos como animales), y limitada por quién fue su padre, un monstruo de reputación y moral más que cuestionable. El libro profundiza bastante en la forma en la que la conducta de los padres condiciona a sus hijos. Fuego por momentos me pareció frágil y vulnerable y eso me gustó.

Pero a la vez es odiosa, el 90% del libro actúa sin razón aparente y no hace otra cosa que contradecirse todo el tiempo.

Ahora vamos a hablar de la peor parte: menstruación.
A los monstruos les atrae el olor a sangre de monstruo, Fuego menstrua unas seis veces por capitulo. Nunca en mi vida leí algo así de desagradable. ¿Era necesario, Cashore, que no dejaras de repetirlo en todo el libro? Con decirlo al pasar como detalle de color, que esos días del mes la chica debía tener especial cuidado, bastaba. No había necesidad de hacerla menstruar cada dos párrafos.

Sin contar que lo tradujeron como "menstruo" y no solo lo hace sonar peor, para mi gusto, sino que parece un juego de palabras: Fuego, el monstruo con el menstruo. Cualquier cosa, honestamente.

Estoy segura de que voy a leer Bitterblue a pesar de la desilusión, pero voy a esperar un buen tiempo a que las emociones se apaguen antes de hacerlo, no quiero que este libro condicione mi lectura del próximo.

Antes de acabar con esta reseña, voy a decir que me gustó conocer la historia de el rey Leck, creo que fue más interesante que el libro entero xD

En fin, no puedo recomendarles este libro es pura política de un lugar que no existe, menstruo, menstruo, menstruo, política, menstruo y así hasta el final.

12 comentarios:

  1. hola! he leído un poquito de tu reseña y como no tenía ni idea de que iba de eso, ya no leo más, no sea que se me estropee la sorpresa, pues es un libro que llevo tiempo queriendo leer..eso sí, me has hecho reír..mentruos? jojojo al menos no hay coagulillos con propiedades mágicas.. XD besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! Que lastima que no te gustase... aunque no llegó ni de lejos al nivel de Graceling a mi sí me gustó bastante. Bitterblue en cambio me aburrió sobremanera...

    Y completamente de acuerdo contigo con los hijos de Fuego, se merecía tenerlos. ¿Que le pasa a esta autora con formar una familia? Debe tener algún trauma jaja

    ResponderEliminar
  3. Ya de por sí la sinopsis no me llamaba, ahora tras la reseña menos! ;)

    ResponderEliminar
  4. jajaja me encantan tus reseñas, especialmente porque coincidimos en muchas cosas xD
    En esta estoy totalmente de acuerdo con vos, no pasa nada en los capítulos, y aunque me encanta el mundo que creó Cashore, en este libro tuvo una manera bastante aburrida de contarlo... Y eso de hacerla menstruar cada dos párrafos...pobre Fuego!
    Una de las cosas q no me gustaron fue la formalidad entre los personajes cercanos...no sé si era cosa de la traducción o si en el original también estaba así, pero eso de que entre amantes se trataran de señora y majestad...pff
    Lo mejor del libro (a mi humilde criterio) fue conocer la historia de Leck, y un poco la personalidad de Fuego, aunque en 3/4 partes de la historia, cada vez que se comportaba sin sentido y como una chiquilina, quería asesinarla! Y extrañé muchísimo el romance en esta, Cashore lo cuenta muy por encima..
    (Pido disculpas por extenderme tanto, pero...)Ah! Bitterblue no es nada como Fuego! Me gustó mucho el tercer libro, está lleno de misterios (en serio, LLENO)y su rítmo es más rápido que en Fuego (aunque a veces decae un poco). Date un poco de tiempo para borrar la impresión que te dejó éste libro y luego lee Bitterblue! :D

    ResponderEliminar
  5. ¡Como te comprendo!
    Me encantó Graceling, pero Fuego me decepcionó mucho. Me pareció aburrido de principio a fin...y definitivamente lo del "menstruo" sobraba...
    Yo también acabaré leyendo Bitterblue, más que nada por acabar la trilogía, pero no se si me gustará :S
    ¡Gracias por la reseña!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Qué lástima que no te gustase >__< A mí, por el contrario, me encantó tanto como Graceling. Es cierto que es un libro lento, y quizás sea uno de los motivos por los que a la gente no le guste tanto (aunque, para ser justos, Graceling también lo fue en muchas partes), pero a mí la prosa de Cashore me cautiva tanto que hace que disfrute de esos pasajes. Y bueno, lo del menstruo no recuerdo que fuese tan exagerado como lo pones (en su día al menos no me lo pareció), pero he de decir que lo leí hace ya mucho tiempo y no pondría la mano en el fuego ;)

    Eso sí, te doy la razón con lo de los hijos; esa parte me llegó a sacar de mis casillas, pues Cashore podría haber variado un poco y no resultar tan repetitiva en ese aspecto. Espero que en Bitterblue no lo repita...y a ver cuándo lo leo, por cierto :)

    ¡Un beso! Y a ver si a ambas nos gusta Bitterblue!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lento Graceling pero no aburrido, este es lento Y aburrido, no son sinónimos xD

      Eliminar
  7. Me acuerdo de tus quejas sobre la menstruación mientras lo leías.
    Me sigue causando gracia. Por un lado la entiendo sin haberl conocido a Fuego, yo también me vivo quejando en ese momento del mes. Pero tampoco es para tanto.
    Tengo muchas ganas de leer esta saga. Así que ya sé qué esperarme con el segundo y puedo tomarmelo a la ligera y tratar de reírme con la lectura.

    Que andes bien

    ResponderEliminar
  8. A mi también me decepciono mucho Fuego, Graceling me había gustado pero me atraía mas la historia de los monstruos, pero en lo personal nunca pude imaginarme que porque tuvieran colores brillantes llegaran a tener una belleza extraordinaria, trate y trate pero no pude.

    No recuerdo lo de la menstruación tan relevante, pero también leí el libro hace ya dos años. Aunque igual con la decepción ni siquiera he comprado Bitterblue (>__<) y con el paso del tiempo dudo mucho comprarlo, en especial porque esta mucho mas caro y no quiero pagar mucho y llevarme una decepción.

    Lo que mas me choco del libro es que la historia me pareció una telenovela, dramas familiares por doquier y al final todos felices y se aceptan a los amantes/parejas/y demás sin importar clases sociales, cuando al principio hacen mucho énfasis en eso; ademas Fuego no me agrado, demasiado indecisa y con complejos, realmente me disgusto.

    ResponderEliminar
  9. Qué mal que haya tanta diferencia entre el primer libro y el segundo :S De todos modos, pienso leer esta trilogía más adelante. Espero que al menos Fuego me guste un poquito más que a vos xD

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  10. Buff que lastima!!! a mi la saga no me acaba de llamar

    ResponderEliminar
  11. Te comparto mi reseña de Bitterblue, a ver si así llegás a conocer un poco más de qué trata y decidis leerlo! :) http://amortentiabooks.blogspot.com.ar/2013/06/bitterblue-kristin-cashore.html

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D