sábado, 29 de agosto de 2015

El pequeño vampiro

Titulo: El pequeño vampiro
Titulo original: Der kleine Vampir
Autor: Angela Sommer-Bodenburg
Genero: Terror/Middle grade
Reseña:

A Anton le ha ocurrido algo maravilloso; algo que hasta ese momento sólo sucedía en las historias de misterio que tanto le gustan: ha conocido a Rüdiger, un vampiro de los de verdad. Las aventuras que el pequeño Anton siempre ha imaginado se van a hacer realidad ante la incredulidad y suspicacia de sus asombrados padres.


Siempre sentí curiosidad por esta historia, recuerdo vagamente de mi infancia una película con un nene rubio interpretando al pequeño vampiro, pero fuera de eso, no tenía ni idea de qué iba la cosa (ok, acabo de googlear, el nene rubio hacía de Anton, no del pequeño vampiro. Y creo que es el nene de Stuart Little, si no es, se le parece. No voy a googlear eso también jaja).

Hace unos meses mi primito, que está cosechando una preciosa veta lectora que me hace babear, se lo dejó en mi casa y esta prima tan madura que tiene no se lo devolvió hasta no leerlo ella (hey, no me miren así que es lectura de dos o tres horas).

Si bien la historia me gustó, es algo más bien introductorio (esta es una serie bastante larga) y aunque disfruté MUCHO de la escritura, el libro en sí me decepcionó un poco. Siempre supe que era middle grade, pero me resultó un poco inconsistente a pesar del rango de edad al que va dirigido.

Pero hablemos del lado bueno: AMÉ, sí, con mayúsculas, AMÉ, el manejo de la oscuridad en el libro, tiene algo que no voy a ser capaz de explicar con palabras, pero que me remonta a mi infancia. Una oscuridad atractiva, repleta de curiosidad y con un regustito lejano a miedo. El típico "me asusta pero ya estoy grande y me la banco".

¿Saben cuál es la mejor comparación que se me ocurre? Gasparín. Es ese tipo de oscuridad levemente angustiante pero adictiva y amigable. Me provocó lo mismo que me provocaban los dibujitos del fantasma amistoso cuando iba a la primaria o al jardín de infantes, las escenas nocturnas en las casas abandonadas o el cementerio. Exactamente el mismo sentimiento. Es bastante loco, porque me acabo de dar cuenta.

Me encantó, y lo digo en serio, el estilo de la autora -permítanme no llamarla por el apellido como hago en otras reseñas. Imposible sin copy&paste-, adoré como manejó "lo terrorífico" del libro, me hace sentir algo en el centro mismo del pecho que no sentía desde, no sé, los diez años. Me encanta.

Otra cosa que está muy bien trabajada es la noción de lo asqueroso. Realmente algunas cositas hacían que se me revuelvan las tripas. Jajaja, expresa muy bien algunos ambientes (el interior apestoso de un ataúd, por ejemplo) y con sencillez. Realmente la ambientación fue lo que más disfruté del libro.

Del resto de la historia no tengo mucho que decir. Anton es un pequeño friki al que le viene re bien de pronto tener un amigo vampiro. Rüdiger, el pequeño vampiro en persona, es agradable de una forma retorcida, por supuesto, pero no puedo decir más que eso. Su hermanita es un poco fastidiosa, pero así tienen que ser las hermanitas o no serían hermanitas (sin ofender hermanitas del mundo), los parientes de los vampirillos suenan muy interesantes, pero aparecen poco y nada, y los papás de Anton son dos idiotas. Así de simple.

Disfruté mucho del libro aunque llegó a mi vida como quince años después de lo ideal. Y sé que lo hubiera disfrutado a morir a los nueve o diez años, si lo hubiera leído en aquel entonces probablemente ahora sería uno de mis libros favoritos, porque a pesar de la escuetez de la trama, le tomé cariño muy fácilmente y aunque esperaba otra cosa y sentí cierta decepción, no puedo negar que me gustó.

3 comentarios :

  1. Si trabaja el nene de Stuart Little, una bonita historia de un niño vampiro que no es tan tétrica como la historia de Velika hahahaha Tiene una onda a los locos Adams .
    Los chicos que quieren ser amigo de vampiros es una idea que también pensé para mi novela, pero quizás más lúgubre. Sobre la historia que leíste ( aclarando que yo solo vi la película) la idea base de la amistad se repite en algunos dibujos animados actuales. Uno que suelo ver es Mona la vampira. Me encantó tu reseña como siempre.

    ResponderEliminar
  2. SIIII! Esta es una de las razones por la que soy fana, pero fana de tu blog. AMO las reseñas de estos libros.
    Venía haciendo la lista de libros para comprar, pero esta va a primer lugar. Lo quiero leer, porque primero. Mi sueño es tener un novio vampiro o un amigo. El que salga primero.
    Después, las historias infantiles son mis favoritas. Odio la gente que me dice que soy una chiquilina por esto, pero después la que mejor trabaja con nenes soy yo porque soy una nena más xD
    Cuestión. Lo voy a tener que ir a comprar. Me encanta eso que contás de la oscuridad. Ojala me guste mucho, a pesar de tener el doble de la edad que recomiendan xD

    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  3. Adoro la pelicula! El libro no lo tengo, pero lo tendré, porque me encanta la historia. Y si, a mi edad, cada vez que la echan en la tele caigo y me quedó sentada en el sofá mirándola jajaja Eso si, el niño, que si es el de Stuart Little, como te han dicho, me parece más que repelente... En todas las pelis que hace xD
    Y si lo googleas y ves como estás ahora... Vaya cambio! jajajaja
    Besotes

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D