Image Map

lunes, 31 de agosto de 2015

Every You, Every Me

Titulo: Every You, Every Me
Autor: David Leviathan
Genero: Drama, realismo
Reseña:

In this high school-set psychological tale, a tormented teen named Evan starts to discover a series of unnerving photographs—some of which feature him. Someone is stalking him . . . messing with him . . . threatening him. Worse, ever since his best friend Ariel has been gone, he's been unable to sleep, spending night after night torturing himself for his role in her absence. And as crazy as it sounds, Evan's starting to believe it's Ariel that's behind all of this, punishing him. But the more Evan starts to unravel the mystery, the more his paranoia and insomnia amplify, and the more he starts to unravel himself. Creatively told with black-and-white photos interspersed between the text so the reader can see the photos that are so unnerving to Evan, Every You, Every Me is a one-of-a-kind departure from a one-of-a-kind author.


Every You, Every Me es una novela de David Levithan de lo más peculiar.

Saben que tengo una obsesión mal sana con Levithan, lo descubrí hará un año y hasta el momento he amado todo lo que he leído suyo, lo considero un genio, quiero casarme con su cerebro, porque no puede ser tan increíble.

Creo que es un autor que uno no solo lee, sino que también siente. Sus historias son mega profundas, hasta la más superficial y la más inverosímil resulta un viaje hacia tu propio ser y te deja pensando sobre un montón de cosas sobre la vida. Pero no en plan libro de autoayuda, sino de una manera realista, natural y muy poética. Lo mejor, imperceptible. Estás leyendo sobre un chico que todos los días cambia de cuerpo, pero a la vez aprendiendo una lección de vida sin darte cuenta. Eso me encanta. Su visión del mundo y la vida se parecen mucho a las mías, probablemente por eso lo admiro, porque siento que me entiende.

Sin embargo, Every You, me parece el peor libro que leí del autor a la fecha (afortunadamente, me falta mucha, mucha bibliografía suya por leer).

No me malinterpreten. No es un libro malo, es una historia real y sentida, y para mi gusto, sanadora. No es el típico dramón juvenil levemente nocivo, sino que es uno en el que los amigos de una persona enferma hacen lo correcto aunque lo correcto pueda parecer una traición.

Pero la historia tiene sus cosas negativas: Evan es un llorón megadrámtico, demasiado para mi gusto. Eso me impidió conectar del todo con él, aunque admito que muchas de sus deducciones y razonamientos me parecieron brillantes.

Fotito de como quedó el libro lleno de post-its para que lo comprueben con sus propios ojos:



Por otro lado, siento que se nota cierta improvisación en la historia y eso hace ruido. ¿Improvisación? Sep, improvisación, y pasemos a lo que más me llamó la atención de este libro, aquello que me impulsó a comprarlo: cómo fue escrito.

Levithan vio la fotografía de la portada (la del chico emo, que va re bien con Evan) en lo de un amigo suyo fotógrafo, el co-autor de este libro, y se le ocurrió escribir Every You, Every Me de una forma completamente loca: su amigo le enviaba fotografías al azar, sin saber qué estaba escribiendo y David iba improvisando sobre esa foto sin saber qué imagen mostraría la que el fotógrafo le enviaría a continuación, ni que rumbo tomaría la trama gracias a esa foto.

Me parece muy creativo, y si bien en serio siento que se nota la improvisación en varias escenas, en general supo manejarlo muy, muy bien. La historia es congruente y bonita. 

Por supuesto, el libro incluye las fotos, son parte de la historia. Y otra curiosidad más, también incluye todas aquellas cosas que el protagonista siente y piensa pero no dice, y todo eso aparece tachado, muchas veces contradiciendo las cosas que sí se anima a decir o pensar. Muy interesante.




Otra cosa que amo de David es como le gusta experimentar con la escritura.

En fin, la técnica y las fotos tal vez sean más curiosas que la historia en sí. Es un libro que está bien, no es maravilloso, pero sí interesante.

Una lectura mega rápida y llevadera, muy, muy misteriosa e increíblemente satisfactoria. No es lo mejor de Levithan, es muy experimental y demasiado dramática para mí gusto, pero aún así es una historia que disfruté.

No creo que sea un exponente del autor, probablemente a quienes nunca lo hayan leído, este libro no les muestre al verdadero David, pero aún así lo recomiendo.

Una experiencia curiosa, como mínimo. 

4 comentarios:

  1. Hola Meli!
    Creo que había leído lo de los cambios de cuerpo y me parecía re curioso.
    En cuanto a cómo fue escribiendo y los recursos que usa me encanta. Adoro que los autores se valgan de diferentes herramientas para enriquecer la historia porque ayuda a construir mejor al protagonista y le da un plus que lo diferencia de otros libros. Me pasó con Frío de Laurie Halse Anderson que usa varios recursos interesantes y hasta graciosos para contarnos cómo es la prota.
    Lo voy a leer, aunque tengo otros títulos en mente de Levithan antes que este.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual lo de los cuerpos lo puse de ejemplo, pero es otra novela de Levithan (una mucho mejor que esta, dicho sea de paso :3)

      Eliminar
  2. Hola Meli!! La verdad, como he dicho más de mil millones de veces cada vez que veo un libro de Levithan reseñado, digo que primero quiero Two boys kissing, pero resulta que nunca lo traen.
    Y empezaría por este, porque me da muchísima curiosidad, pero también me tira para atrás que el protagonista decís que es depre. Leí Will Grayson, Will Grayson y el Will de Levithan era bien oscurito, así que me imagino que va a ser el doble de ese y no sé si quiero pasar por esa experiencia y después no querer leerlo más.
    Pero lo que sí curiosidad me da muchísima, y encima, que es sanador.
    Veré si me decido a este, porque hasta que le pueda poner las manos encima al otro van a pasar años si es por Kel xD

    Nos vemos! Me encanto la reseña!

    ResponderEliminar
  3. Acá debo poner esto
    https://www.youtube.com/watch?v=OMaycNcPsHI

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D