lunes, 5 de septiembre de 2016

Nenes bien

Titulo original: Nenes bien
Autor: Martín Kunik (recopilador)
Genero: Drama
Reseña:

Para beneficio de la literatura, los cuentos que reúne este libro no miran desde afuera sino que tienen la cualidad de poner en crisis el lugar de origen. Cada autor cuenta una historia, narra con un lenguaje propio, elige un punto de vista, desarrolla sus personajes con encanto porque no reduce, no simplifica, no aplasta para ajustarse a un molde preconcebido.
Y es el encierro de la institución escolar el escenario ideal donde estos personajes pueden mostrar lo que son, lo que viven, lo que sufren, lo que padecen, lo que aman y lo que odian. Los “nenes bien” nacen en un encierro, crecen dentro de él y el sistema al que pertenecen -padres, maestros, amigos- “con las mejores intenciones”, querrá que sigan ahí como reaseguro de la especie. En esos colegios exclusivos, el raro es amenaza. Y en la amenaza aparece el conflicto. Allí está la literatura.
Nenes bien invita a una lectura placentera pero sin concesiones, nos corre las cortinas para que espiemos dentro de un territorio cerrado, complejo, asfixiante. Se pelea con la identidad, con el origen, con ese lugar desde donde vienen los “nenes bien”. Los protagonistas de estos cuentos heredaron un mundo. Sus padres eligieron para ellos qué debían hacer para “ser alguien”, a qué colegio tenían que ir, de qué club debían hacerse socios.
Pero lejos de sentirse cómodos, ellos decidieron confrontarlos, poner en duda esa elección, sospechar. Porque reconocerse y ser reconocidos en su grupo de pertenencia en lugar de protegerlos los dejó en el desamparo. Y entonces nos lo cuentan, con sinceridad brutal nos confiesan las miserias y alegrías de un mundo imperfecto.
Claudia Piñeiro (Fragmento del prólogo)


Nenes bien es una antología de autores argentinos, recopilada por Martin Kunik, que reúne historias breves enfocadas en la adolescencia de la clase alta/media-alta de nuestro país.

Si bien calificar antologías es algo complicado, en general esta fue una lectura en extremo dinámica e interesante, con muchísimo gancho.

Hallamos cuentos de todo tipo, algunos indiscutiblemente ficticios y otros con tintes (vaya a saber uno si reales o no) autobiográficos, que convierten a sus propios autores en protagonistas.

Las historias son todas distintas entre sí, claro está, pero me causó mucha curiosidad un hecho en concreto: si bien tienen todas un punto en común, la temática sobre la que debían basarse, una clase social, una edad determinada, una etapa en la vida, sin buscarlo la mayoría de los relatos giran sobre los mismos temas, principalmente muerte, sexo y deseos reprimidos. Sin dudas, esta particularidad despertó mi interés, es como si sin darse cuenta dejaran expuesta una cara vulnerable de la condición social que se puede cubrir pero no ocultar.

En cuanto a pluma, la calidad es muy buena, excelente en varios casos. Solo un relato pudo conmigo, no importa cuál, pero me aburrió al punto de ser incapaz de concluirlo, porque no despertaba ningún tipo de interés en mí. Sin embargo, en términos generales, nos encontramos ante grandes voces, que saben crear atmósferas (otra particularidad, en gran parte de los cuentos la sentí -más allá de la nostalgia- gris y crítica, muy bien lograda), hacernos viajar unas décadas en el tiempo y hablarle al lector con cercanía y cotidianidad. Esto último fue lo que más disfruté, la familiaridad del trato, el tono que han escogido para contar sus historias, las hacen reales, llegan a quien lee y lo hacen sentir identificado (haya sido un nene bien o no, haya asistido a un colegio privado o no).

Creo que han logrado transmitir muy bien un perfil argentino, incluyendo su lado flaco, su lado oscuro.

Resumiendo, Nenes bien es un libro crítico, pero también nostálgico, morboso, cercano y reflexivo.

Francamente, disfruté mucho de esta lectura, fue interesante y, como ex-alumna* de un colegio no solo privado, sino que también religioso, me encontré muchas veces en las páginas de este libro.

Muy bueno.

*En mi ciudad no había muchas opciones de colegios, esta declaración me convierte más en un testigo de muchas cosas que el libro ilustra que en una nena bien.

2 comentarios :

  1. Hola, Meli, no conocía el libro y la verdad es que la sinopsis me gusto mucho y tu reseña también.
    Gracias =)

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Meli! Ahora me dieron ganas de leerlo. No esperaba que estuviera bueno, pero la parte de los deseos reprimidos me hizo pensar que tipo de historias habrá ahí adentro.
    Veremos cuando me puedo hacer con él.
    Besooos!

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D