Image Map

jueves, 23 de junio de 2011

Jueves de clásicos: Cien años de soledad


Titulo:
Cien años de soledad
Autor: Gabriel García Márquez
Genero: Narrativa
Fragmento:

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos. Primero llevaron el imán. Un gitano corpulento, de barba montaraz y manos de gorrión, que se presentó con el nombre de Melquíades, hizo una truculenta demostración pública de lo que él mismo llamaba la octava maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia. Fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos, y todo el mundo se espantó al ver que los calderos, las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio, y las maderas crujían por la desesperación de los clavos y tornillos tratando de desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacía mucho tiempo aparecían por donde más se les había buscado y se arrastraban en desbandada turbulenta detrás de los fierros mágicos de Melquíades. “Las cosas tienen vida propia -pregonaba el gitano con áspero acento-, todo es cuestión de despertarles el ánima.” José Arcadio Buendía, cuya desaforada imaginación iba siempre más lejos que la magia, pensó que era posible servirse de aquella invención inútil para desentrañar el oro de la tierra. Melquíades, que era un hombre honrado, le previno: “Para eso no sirve.” Pero José Arcadio Buendía no creía en aquél tiempo en la honradez de los gitanos, así que cambió su mulo y una partida de chivos por los dos lingotes imantados... Exploró palmo a palmo la región, inclusive el fondo del río, arrastrando en voz alta el conjuro de Melquíades. Lo único que logró desenterrar fue una armadura del siglo XV con todas sus partes soldadas por un cascote de óxido cuyo interior tenía la resonancia hueca de un enorme calabazo lleno de piedras...


Criticas:

“Más lucidez, ingenio, sabiduría y poesía de lo que se espera de cien años de novelistas, y mucho más de un solo hombre”.
Washington Post Book World
Reseña:
Cien años de soledad, relata la vida de la familia Buendía, generación tras generación a través todo un siglo. Drama, muerte, locura, magia, amor, supersticiones, tragedias, leyendas y fantasmas. Esta historia lo tiene todo.

Mi opinión:
Primero debo decir que llevo dos horas mirando titilar el cursor sin saber cómo hacer la reseña. Es simplemente imposible decir a grandes rasgos de qué se trata Cien años de soledad. Quedó eso que pueden leer arriba, pero no le hace justicia de ninguna forma.
Hablemos del libro. Amo a García Márquez, mi escritor latino preferido sin lugar a dudas. Tiene el don de transportarme a dónde él quiere con sus historias -don que solo él y otra escritora comparten-, una cosa es leer una historia atrapante y otra es vivir una historia de la mano del escritor.
Me gusta mucho Cien años de soledad, no es ni de casualidad mi libro favorito del autor, pero me gusta y -puede deberse a eso de vivir las historias- recordarlo siempre me hace sentir nostalgia, como si yo misma hubiera sido parte de los Buendía.
Tanta magia, te hace anhelar un pasado que jamás viviste.

Por partes te cansa, te cuesta leerlo. En lo personal todo lo que fue guerra civil se me hizo insoportable, pero el remate de esa historia -el tren lleno de cadáveres-, hace que valga la pena comerte todas esas páginas de aburrimiento puro.

Si mal no recuerdo, fue la única parte que me aburrió.

No voy a detenerme en los personajes, sería una locura, un trabajo terrible para mí y una confusión terrible para ustedes, hablamos de siete generaciones de Aurelianos, Ursulas y Josés Arcadios. Un lío tremendo con los nombres.
En su mayoría son enfermizos en algún aspecto, bravos, pervertidos, brillantes, especiales. Hay toda una variedad.
Pero puedo decirles que mis personajes preferidos son Rebeca, desde el principio cuando llega siendo una nenita que parece poseída y come tierra y cal, hasta su muerte. Hay muchos personajes femeninos, pero creo que Rebeca es de los más memorables.
También me gusta Amaranta Ursula, sin ella y su vida licenciosa el libro no tendría el final fuerte que tiene.
Por último, Amaranta. Me encanta su historia es trágica, deprimente y fantástica. De todas las muertes que hay en este libro, y hay muchas, creo que la suya es la más poética.
Bien, mis personajes favoritos son todas mujeres, no me había dado cuenta hasta que los escribí jaja

Amo la falta de tacto y la crudeza que tiene García Marquez para narrar. No es un libro para cualquiera, si te gustan únicamente los best sellers de moda o la lectura de un día, libro equivocado. Si te gustan los libros con tradiciones, el realismo mágico y las historias fuertes, libro perfecto.

Por último el final, sin spoilers, es de esos finales que te ponen la piel de gallina con solo recordarlos, triste, trágico, sorprendente, destructivo, incluso repugnante, es uno de los mejores finales que he leído. Y la última frase quedó grabada en mi memoria para siempre:
...porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra.

Versiones cinematograficas y televisivas:

No hay, García Márquez se niega a vender los derechos de su obra y me parece de lo más inteligente. Si hicieran una película, para hacerle justicia debería durar 5 o 6 horas. Además con semejante cantidad de historias y personajes -personajes que tienen los mismos nombres una y otra vez- sería realmente confusa.
Espero que mantenga su posición y no venda los derechos jamás, hay obras que simplemente no nacen para ser filmatizadas (palabra super inventada ^^U)
Vendió los derechos de El amor en los tiempos del cólera y arruinaron por completo uno de sus libros más hermosos.
Una vez más, espero que nunca los venda.
Pueden encontrarse cortometrajes y películas INSPIRADAS en Cien años de soledad, pero por lo que he estado averiguando, guardan una relación muy vaga con el libro.

Citas:




"El coronel Aureliano Buendía entendió, que la vejez, no es mas que un pacto honrado con la soledad"



"En cualquier lugar que estuvieran, recordaran siempre que el pasado era mentira, que la memoria no tenía caminos de regreso, que toda primavera antigua era irrecuperable, y que el amor más desatinado y tenaz era de todos modos una verdad efímera."



"Llegó a la conclusión que que aquel hijo por quien ella habría dado la vida era, simplemente, un hombre incapacitado para el amor. Una noche, cuando lo tenía en el vientre, lo oyó llorar. Fue un lamento tan definido, que José Arcadio Buendía despertó a su lado y se alegró con la idea de que el niño iba a ser ventrílocuo. Otras personas pronosticaron que sería adivino. Ella, en cambio, se estremeció con la certidumbre de que aquel bramido profundo era un primer indicio de la temible cola de chancho. Pero la lucidez de la decrepitud le permitió ver, y así lo repitió muchas veces, que el llanto de los niños en el vientre de la madre no es augurio de ventriloquia ni facultad adivinatoria, sino una señal inequívoca de incapacidad para el amor"



"Y entonces aprendieron que las obsesiones dominantes prevalecen contra la muerte, y volvieron a ser felices con la certidumbre de que ellos seguirían amándose con sus naturalezas de aparecidos" -mi favorita-



Extras:


10 comentarios:

  1. Y yo que lo tengo en mi casa y nunca me lo he leído u.u falta de tiempo. Ya me lo leeré un día de estos :B buena reseña, Meli!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta el libro, y tienes mucha razón, no se le puede hacer justicia en pocas palabras, es magnifico sin lugar a dudas:) Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchísimas ganas de leer este libro, segurísimo que lo compro. Voy a esperar para cuando termine de pagar la colección de Jorge Luis Borges que por suerte ahora puedo conseguirla en el diario La Nación, si a alguien le interesa les recomiendo que lo aprovechen de otra forma sale muy cara. En Argentina.

    De Gabriel García Márquez me leí "Crónica de una muerte anunciada", lo tenía hace mucho guardado pero hace poquito me anime a leerlo y me encanto.

    Besitos ^3^

    ResponderEliminar
  4. Lo único que leí de García Márquez es "El Náufrago". Seguro que tengo que leerme alguno más este año para la escuela.

    Este particularmente me llama, pero a su vez me tira para atrás lo que me contaron: que es bastante pesado :P

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo muchas ganas de leerlo, García Márquez tmb es uno de mis favoritos latinos, he leído otros de él y me encantan!
    Me enamoró con El amor en los tiempos del cólera! Genial, sin duda este año me compraré éste!!! No puede tener una estanteria de clásicos sin tenerlo!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó la reseña! G.G.Máquez es mi escritor latinoamericano favorito y El amor en los tiempos del cólera es mi novela favorita. Cien años de soledad es una belleza pero también es un reto para cualquier lector, muchos se sienten abrumados con tantos nombres y no pueden seguir el rastro de los Buendía. Muchas veces he confundido los nombres pero creo que estoy bastante de acuerdo contigo jeje
    El realismo mágico en este libro es maravilloso, la aparición de las mariposas amarillas por si solas ya son algo hermoso.
    Márquez tiene una forma de escribir tan directa y cruda, te llega directo al corazón y al intelecto. Te recomiendo, por si no lo has leído ya, Del amor y otros demonios, te encantará.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Amo del amor y otros demonios! Es mi favorito de García Marquez ^^

    ResponderEliminar
  8. COncuerdo contigo, yo lo adoré! tambien me aburrio mucho la parte de la guerra civil de verdad! me da mucho orgullo que sea de mi pais !

    besos!

    ResponderEliminar
  9. Uno de mis eternos pendientes... no tengo perdón U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Un pequeño consejito u opinión. Quienes no han leído "cien años de soledad", repito, es una opinión o consejo como quieran tomarlo quienes leen este post, deben hacer un árbol genealógico a medida que va avanzando la historia porque los nombres de los hijos de José Arcadio Buendía y Ursula Iguarán tienen nombres parecidos y siguen replicando sus hijos y luego nietos y muchas generaciones. Por otro lado, la historia es apasionante hay amor entre primos, hermanos. La conformación del pueblo Macondo surge porque José Arcadio Buendía y Ursula Iguarán eran primos y sus Padres no consintieron esa casamiento y en una riña de gallos, otro de los personajes, Prudencio Aguilar le hace un comentario en la gallera cuando su gallo pierde con Buendía: "Porque no le llevas ese gallo a tu mujer". Habían pasado dos años y no habían consumado su amor la pareja por miedo a una historia familiar que si se casaban entre parientes tendrían hijos con cola de cerdo. En efecto, José Arcadio Buendía se enoja y le dice a Prudencio Aguilar que se arme porque iba a matarlo y en efecto lo mata con una lanza que atraviesa su garganta. Luego se dirige hacia su casa y le exige a su mujer que se quite las prendas y una especie de ropa interior con candado y manifiesta: "Si tenemos que criar puercos lo haremos pero no habrá ningún muerto por tu causa". Luego el muerto los acosa y se les aparece y deciden irse hacia otro lugar y fundan un pueblo con aguas diáfanas que lo llamarán Macondo. Haciendo un paralelismo, Gabo tuvo un Abuelo que se llamó Nicolás, que siempre le contaba que sobre él pesaba una muerte y que todos los días la recordaba: "no sabes cuanto pesa un muerto". Fue un Coronel de la guerra civil sin formación militar, olvidado por su gobierno pero recordado por millones de lectores alrededor del mundo. Y se hizo justicia y lo logró su nieto, Premio Nóbel de Literatura en 1981.

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D