jueves, 10 de julio de 2014

Y por eso lo abandoné: Relatos de los mares del sur

Lamentándolo en el alma, tengo que hacer la segunda entrada en la historia del blog de "Y por eso lo abandoné" sección en la que doy las razones por las que *suspira* abandoné un libro.

Este caso lo siento realmente en el alma por dos factores fundamentales: 1. me gusta mucho el estilo de Jack London, es tan minucioso y con tanta facilidad te traslada a tiempos y lugares remotos; 2. porque tengo una obsesión por los mares del sur. ¿No les pasa a veces que hay temas que les provocan nostalgia y cariño infundados? Eso me pasa a mí mucho, y cada vez que escucho decir "Los mares del sur" me da una punzada en el pecho de emoción y nostalgia. OJO, los mares del sur en general tienen que decir, si empiezan a dar nombres de regiones geográficas aisladas no me provoca nada jaja

Sé que es retorcido y difícil de explicar, pero esa nostalgia está ahí y si bien amaba la forma en la que London me llevaba a ellos en este libro... fue lo único que disfruté antes de dejarlo.

Leí solo cuatro de los cuentos que conforman esta antología:

Koolau el leproso: que relata como un grupo de militares blancos masacran a un grupo de negros con lepra, (luego de haberlos conquistado, esclavizado y expuesto a la lepra), para que su líder, Koolau, se entregue a ellos para que puedan apresarlo por estar enfermo.

El inevitable hombre blanco: en este caso, relatan como un hábil pistolero blanco masacra a toda la tripulación negra de un barco luego de un botín.

Mauki: ¡El único con final feliz! relata como un príncipe nativo que es esclavizado y maltratado, escapa una y otra vez de su cautiverio, sin éxito. Hasta que por fin, bajo sangrientas circunstancias, lo logra de una vez y para siempre.

Las terribles Salomón: el último cuento que toleré, nos cuenta como los marinos blancos, ya que las leyes protegían al negro, los asesinaban sin miramientos y lo hacían pasar por ingeniosos y rebuscados accidentes.


¿Entienden por qué abandoné este libro? No disfruté un solo cuento, una sola palabra, una sola letra. Fue todo crueldad, injusticias y sangre. Espantoso, sumamente espantoso.

Me siento muy incomoda haciendo la distinción entre negro y blanco, pero esa es la forma despectiva y marcada en la que se expresa London, para ponernos en situación y comprendamos mejor la época, quiero suponer.

Hay escenas realmente impresionantes (algunas las recuerdo y me dan escalofríos), todo lo que ocurre no baja de horripilante, y ¿honestamente? simplemente no tuve más ganas de leer como masacraban personas sin descanso. Es que los relatos ni siquiera tienen alguna enseñanza, todo es crueldad, el único que mensaje que te deja es el horror.

Esperaba relatos de aventura cuando compré este libro, no un baño de sangre despreciable.

Tal vez alguna vez lea algún otro relato, ya que me comentaron que hay un par excelentes. Pero si todos siguen la misma línea, no me arrepiento de haberlo abandonado.

¿Alguno lo leyó?

4 comentarios :

  1. La verdad que no lo leí. Entré porque me pareció raro que hayas abandonado el libro. Leí rápido y creí que hablabas de "Cuentos de los mares del Sur" de Stevenson que a mí me encantó.

    Por lo que contás, no es una lectura muy grata :/

    Es feo tener que abandonar libros... pero si es algo inaguantable y despreciativo, no hay que amargarse.

    Ojalá tengas mejores lecturas pronto :)

    ResponderEliminar
  2. NO he leido nada de london pero otros de sus libros si quiero leerlos!

    ResponderEliminar
  3. Ni lo conocía... es una pena que lo hayas tenido que abandonar >:<
    <3

    ResponderEliminar
  4. No conocia ni el autor ni el libro, y por lo que cuentas, no tengo pensado hacerlo, al menos con estos relatos. Me indignan demasiado ciertas cosas como para leer sobre ellas, así que, lo dejo pasar.

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D