Image Map

lunes, 7 de septiembre de 2015

Seraphina

Titulo: Seraphina
Titulo original: Seraphina
Autor: Rachel Hartman
Genero: Fantasy
Reseña:

Todo el mundo sabe que cualquier dragón que se precie puede aspirar a ser un buen político, profesor o matemático; no como esos absurdos humanos, que prestan tanta atención a sus emociones que acaban olvidando cómo pensar...
En un reino mágico y sombrío en el que humanos y dragones conviven con una paz inestable, Seraphina es una música joven y talentosa (pese a ser humana) que acaba de entrar en el coro de la corte. Allí, las intrigas políticas son el pan de cada día. Poco después de su llegada, una noticia atraviesa los muros de palacio: un miembro de la familia real ha sido asesinado. Inmediatamente, los cimientos de esa fachada de paz se resquebrajan.
Para investigar el crimen, Seraphina se alía con el perspicaz Lucian Kiggs, capitán de la guardia real. Pero todo el mundo tiene secretos, y ella no es una excepción: lo que oculta haría que la condenaran a muerte.
En una carrera a contrarreloj, Kiggs y Seraphina intentarán destramar una telaraña de mentiras, a cual más turbia, mientras ella hace todo lo posible para que las suyas no salgan a la luz.


No me gusta utilizar la palabra hype, pero sin lugar a dudas Seraphina de Rachel Hartman fue uno de los libros más hypeados de este año. ¡El libro que llegó a rockear el fantasy y que todo el mundo ama con la fuerza de mil soles! ¡Tenía que leerlo!

Y lo leí.

Y sí, es bueno. Pero cálmense un poco, por favor.

Seraphina es un libro muy, muy original que reconstruye a los dragones, creando en base de la mítica criatura a unos seres fríos, calculadores y fascinantes. Sin lugar a dudas, esta nueva concepción de la raza fue lo que más disfruté del libro.

Y lo único que disfruté plenamente de él.

Si bien Hartman tiene una pluma exquisita, sumamente cuidada y estética, muy descriptiva y con la capacidad de crear escenas muy vívidas, reales, grotescas y fascinantes (hay una que incluye una boca repleta de escamas que está tan bien creada que me sigue dando impresión meses después de haber leído el libro), y la novela no carece de originalidad, es muy, muy lenta. Demasiado lenta, tanto que, en lo personal, más de una vez quise darme por vencida y abandonarlo. Solo la calidad de la pluma me instaba a seguir leyendo.

Más allá del ritmo lento, la historia no tiene acción real hasta el final y es un libro muy largo (más de 500 páginas). Juega demasiado con el factor aburrimiento.

No me malinterpreten, por favor, la novela es buena, pero no es una lectura fácil, mucho menos una ágil. Al mal ritmo y la falta de acción, debemos sumarle un complejo universo con sus propias leyes, costumbres, lenguas, términos y seres, muy rico sí, pero difícil de seguir ya que la autora no nos introduce a él, sino que da por sentado que ya conocemos sus reglas de juego (al final, trae un glosario. El libro se entiende sin recurrir a él, lo sé porque descubrí esta herramienta cuando ya había finalizado la historia, bien por mí). A la vez, Seraphina y su historia no son sencillas, ella tiene una suerte de jardín mental que debe mantener "ordenado", y un secreto que tampoco es sencillo. Todos estos conceptos, son manejados de forma muy poética pero no simplista.

Tampoco es simple la trama política de la historia, que tiene un gran peso. Todo tiene una gran elaboración.

Hay demasiadas cosas que entorpecen la lectura, sobre todo si, como yo, lo leen en su idioma original (por ejemplo, los personajes de otra raza hablan en inglés pero imitando acentos a los que tenés que habituarte para poder comprenderlos).

Me gustó el libro, tiene giros de trama tremendos, el universo está muy bien construido y realmente me saco el sombrero ante la raza de dragones que esta mujer creó.

Pero es tal el mal ritmo de la historia que incluso habiendo disfrutado de la lectura y habiendo quedado en ascuas, ya que el libro es completamente introductorio y acaba cuando por fin empieza el conflicto real, dejándote muerto de curiosidad, no sé si leería su continuación. De momento, es un no. No lo descarto, pero tampoco me mata la idea.

Una lectura de calidad, pero tediosa y compleja.

No llega a ser aburrido, pero peligra, no es llevadero en absoluto.

Lo recomiendo, sobre todo a los fanáticos del genero porque estoy segura de que van a disfrutarlo, pero no digan que nos les avisé de su lentitud :)

6 comentarios:

  1. Yo lo tengo en casa hace meses y aun no me he puesto con él... Pero me encantan los dragones asi que confio en que me guste. Ya contaré si es para tanto o no jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No tengo problema con los libros lentos, asi que seguro lo leeria, porque hey dragooones

    ResponderEliminar
  3. Yo lo leí hace ya tiempo, y no sé si estoy muy desconectada pero en mi país el hype con este libro tampoco ha sido nada del otro mundo.

    A lo que iba, las 100 primeras págines fueron una olla mental, no dejaba de pensar: qué coño fumaba esa tia cuando escribia el libro? Pero después me enganchó muchísimo.

    Yo sí quiero seguir con el segundo ^^

    Besos*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me enteré que existía cuando salio en español porque hablaban mucho y demasiado bien. En mi país no salió, probablemente tampoco lo haga ^^U

      Eliminar
  4. Está en mi lista de pendientes y creo que le daré una oportunidad pero tu reseña me ha dejado dudando :P

    ResponderEliminar
  5. Realmente no me interesa. Para libros que son pesados tengo bastante esperándome ahí sentados en mi biblioteca, mirándome sexy.
    Es una lástima porque parece sumamente bueno el argumento.
    Tampoco lo conocía al libro antes, menos al hype, pero hay veces que me pierdo todas esas cosas.

    En fin! Nos vemos!

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D