Image Map

viernes, 23 de febrero de 2018

Viernes de series y pelis: La casa de papel


 Titulo: La casa de papel
 Genero: Acción, policial
 Duración: 13 episodios (primera temporada)
 Año: 2017
 Elenco: Ursula Corberó, Itziar Utuño, Álvaro Morte, Pedro Alonso, Paco Tous, Alba Flores, Miguel Herrán, Jaime Lorente 

La casa de papel es sin dudas, siiiiiiiiiiiin dudas, la serie más hypeada del momento, o solo del momento si suena mejor. Cada día, millones de personas colman nuestro TL en Twitter hablando de ella, desconocidos por la calle te codean, guiñan el ojo y te tiran alguna referencia, memes inundan tu Facebook, porque hasta tu tía Nilda está re enganchada, y... y... ¿cómo se supone que uno puede escapar al hype y la tentación? Obvio que yo caí.

Y estoy siendo melodramática, porque me gustó mucho.

Antes de empezar, este review va a encerrar solo lo que en Netflix figura como la primera temporada. Tengo entendido que en España se emitió en una sola, o con episodios más largos, o ambas cosas. No entendí muy bien, pero lo importante, es que sepan que no voy a opinar de la serie completa.

Un tímido, nerd y bastante sexy señor que se hace llamar El profesor, lleva toda su vida planificando minuciosamente el atraco perfecto: atracar la casa de la moneda española y generar unos cuantos miles de millones de euros en doce días. Si bien es necesario tomar rehenes, es una acción pacífica y sin victimas, ya que no es parte del plan lastimar a ninguna persona y nadie se verá afectado por el robo, ya que no le quitarán el dinero a alguien, sino que van a producirlo de cero. 

Para llevar a cabo la misión más pretenciosa de su vida, se alía con ocho criminales buscados que no tienen nada que perder.

Pero en la práctica, años y años de planificar hasta el más mínimo detalle podría no ser suficiente, especialmente con socios tan apasionados e impulsivos como los que se ha buscado.

A ver, ¿qué es lo que funciona tan bien de esta serie? Verán, si lo supiera en concreto ya estaría montando mi propia producción y ganando dinero. Pero puedo arriesgar.

Tiene un combo explosivo: un plan pretencioso y criminal sin victimas, que nos hace caer a todos las babas, ¿porque quién no querría tener la casa de la moneda (en este caso del papel) para sí mismo por un par de días, generarse unos cuantos milloncitos y encima sin damnificados?, explotan un sueño colectivo, incluso si nunca habías soñado con eso hasta ver la serie.

Hay mucho sentido del humor, protagonistas atractivos en todos los sentidos, físico, argumental, emocional y empático. Hay mucho, mucho carisma dando vuelta, y a la vez son personas corrientes, con las que muchos seguro logran identificarse.

Finalmente, tenemos una trama sencilla, con un ritmo trepidante en el que todo tiempo están ocurriendo cosas, y se utiliza mucho, mucho aquel recurso que la industria audiovisual está explotando con éxito desde sus albores: cliffhangers y complicaciones a rajatabla.

El espectador no tiene un segundo de descanso.



Es la típica historia en la que constantemente el héroe debe sortear las nuevas complicaciones que se presentan una y otra y otra vez, y amenazan con arruinar su plan. Con la diferencia que en este caso el héroe es una mente criminal.

Me encanta eso, me encantan las historias que te hacen parar en una línea moralmente cuestionable. 

Cada episodio se reduce en grandes rasgos a eso: una nueva complicación se yergue sobre El Profesor y tiene que salir cagando a resolverlo, y parece que no, pero después sí, a último momento y con el corazón en la boca.

Obviamente, dentro de la Casa del papel, mientras el plan transcurre muuuuuuuy lentamente, también bulle el drama sin descanso, y la historia vuelve a colocarnos en esa posición tan loca y fascinante: logra que consideremos villanos a algunos rehenes y que nos pongamos de forma desesperada del lado de los secuestradores, a quienes deseamos que les salga todo bien. Por favor te lo pido.

Si tuviera que elegir a alguno de los secuestradores como favorito, simplemente no podría. El Profesor ya dije que es en apariencia el nerd torpe y sexy corto, pero tiene una mente fría y calculadora que te deja parpadeando confundido en el lugar. Y es capaz de todo... o casi todo.

Tokio es mi menos preferida, porque por momentos es muy Mary Sue y caga todo, pero a la vez es súper bad ass, y muy decidida, pero vulnerable y de todas maneras me cae súper bien.

Río es el otro nerd tierno, el que parece el eslabón débil y te hace sufrir.

Berlín es el psicópata elegante y despreciable, con complejo de dios e historia trágica, ¿cómo haces para no adorarlo?

Nairobi es también muy bad ass, una mamá luchona literalmente, con trasfondo triste, una generosidad y un optimismo que te puede. Todo su personaje es un encanto, con armas y todo.

Denver y Moscú son adorables y demasiado graciosos, tienen una relación hermosa y los quiero mucho a los dos. (Por googlear la puta serie acabo de spoilearme algo sobre ellos. Ustedes sean inteligentes y no googleen una serie que no terminaron porque el maldito de Netflix quiso sacarle el jugo y cortarla 😠).

Y Oslo y Helsinki, son dos genios. Al principio se sienten como las mascotas, los patiños del grupo, pero uno les toma mucho cariño y son geniales (amo que Helsinki parezca un osito cariñosito gigante).

En cambio no tengo ni un rehén preferido, al contrario, odio a varios (saludos, don Arturito). ¿Ven lo que les digo?

En cambio del en cambio, entre la fuerza de la ley sí tengo favoritos. Adoro al pobre y despechado Ángel, es un personaje muy carismático. Y me gusta mucho Murillo también. Esa también es una mujer fuerte y luchona, pero vulnerable y humana.



Es una buena serie, tal vez no es una joya intelectual, tiene sus falacias e incongruencias, pero entretiene muchísimo, genera cierta adicción y te divertís y sufrís en partes iguales. Tiene su calidad, porque saben lo que el público quiere y se lo dan en bandeja. Eso hay que reconocerlo y aplaudirlo. 

Hace un par de años que las producciones españolas vienen pisando bastante fuerte, y en lo personal me encanta. Me encanta que se diversifique el mercado y con contenido de calidad. Y me encanta que producciones que en otro momento hubieran pasado de desapercibidas o tuvieran alcance nacional, ahora sean tan asequibles.

En fin, ¿todavía no cayeron en el hype de La casa de Papel? ¡Qué esperan! Les prometo que, aunque pueda costarles el arranque (me dormí con los dos primeros epis), vale la pena y en cuanto quieran acordar, ¡bum! son rehenes ustedes también.

5 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Todavía no habíamos oído hablar de la serie pero nos la apuntamos para verla, ya que en Semana Santa vamos a usar mucho Netflix.
    Nos sentimos orgullosas de que una producción española guste y sea de calidad (somos de España) ^^

    ¡Un saludo y gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Es la primera vez que oigo de ella, no pinta nada mal. Apuntada queda.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola Meli!
    Últimamente no me entero tanto de las series super hypeadas por todos o las nuevas de Netflix que salen hasta en la sopa, capaz sea porque no les doy mucha bola a las redes sociales entonces no me entero de mucho.
    Aunque sí había visto algunas menciones a La casa de papel no les di bola. Pero me encantó lo que contaste y ahora me dio curiosidad.
    Coincido en que está bueno que las producciones españolas se estén luciendo y se conozcan más ahora, hay muchas series muy buenas de España. No he visto tantas pero le tengo echado el ojo a varias de Antena 3 y mi favorita hasta el momento es El internado.
    Me apunto esta para ver prontito.

    Que andes bien-

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Sinceramente a mí esta serie no me gustó para nada, me resultó muy aburrida, llegué hasta el capitulo 8 y fue suficiente para mí, pero cada uno tiene sus gustos :D
    Te recomiendo Gran hotel, Bajo sospecha, Las chicas del cable, El internado y Acusados.

    Besos!

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam y las agresiones. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D