martes, 16 de septiembre de 2014

Top ten Tuesday: Autores de los que leí solo un libro pero TENGO que leer más

¡Holaaaaaaaaa!

Hacer el TTT de hoy va a estar bueno, ya que va a ser una especie de recordatorio para mí. Un "Heey, ¿te acordás que querías leer más libros de Cosme Fulanito? ¿Qué esperas? ¡Qué esperas!"



Empecemos:

1. David Levithan, hace unos meses leí Two Boys Kissing (ayer publiqué la reseña) y fue uno de los mejores libros que leí en mi vida, es tan hermoso que su simple recuerdo me da una punzadita de emoción y me hace querer as,cnbsklndclkjvsdfv no sé, es perfecto. Nunca había leído un libro que expresara tan claramente la vida, con tanta verdad y naturalidad. Amé la pluma de este autor, su visión del mundo y de la vida, sin duda alguna quiero leer su bibliografía completa.

2. Sarah Addison Allen, hace dos veranos leí El jardín de los hechizos, una gran lectura y magia en estado puro. Amé profundamente la belleza con la que escribe esta autora, y la sensación que provocan sus letras, como a verano y magia, es inexplicable y hermoso. Es una asignatura pendiente leer más libros suyos.

3. Rainbow Rowell, es una autora que invita a ser leída desde su biografía mezcla de friki y divertida (de hecho, fue su bio en goodreads la que me impulsó a desear leerla). Solo leí Eleanor & Park de ella, y me pareció un libro sumamente original, así que quiero más.

4.  Samantha Young, el New Adult me aburrió hace mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho. ¿Quedó claro? ¿No? MUCHO. Pero me gustó mucho esta autora en Calle Dublín, y no solo no descarto terminar esta trilogía, sino que incluso quiero hacerlo. Probablemente sea la única serie que realmente estoy interesada en concluir del genero.

5. Cat Patrick, Forgotten me resultó un libro retorcido, tierno y original. Con eso basta para querer leer más de cualquier cosa que escriba esta autora. Tiene ideas locas y rebuscadas, me cae bien.

6. Julie Kawaga, una autora con mucha imaginación y aún más sentido del humor. Leí solo The Iron King, y aunque el urban fantasy no me gusta por lo general, lo disfruté muchísimo y quedé muy contenta con su naturalidad.

7. Jennifer L. Armentrout, Obsidian me encantó, hacía mucho que no disfrutaba tanto de un libro paranormal romántico, fue divertido, original y gracioso. No solo quiero leer esa saga completa, sino también otros trabajos de la autora, ya que tiene un muy buen estilo.

8. Markus Zusak, autor de nada más ni nada menos que uno de mis libros favoritos en el mundo: La ladrona de libros. Por un lado, tengo una gran curiosidad por leer más de él, por otro, La ladrona me gusta TANTO, que temo tener la vara demasiado alta y que otros me desilusionen de alguna forma. Confieso que es por esto que todavía no he leído más nada.

9. Laini Taylor, Hija de humo y hueso fue uno de los mejores libros de fantasy que leí en años, arriesgado, interesante, bien escrito, es excelente, no me canso de recomendarlo. Pero decidí que hasta no tener la trilogía completa no iba a continuar la lectura ya que el final del primero me dejó loca. El último libro salió el mes pasado, así que probablemente pronto la lea. De todas formas, leería otras cosas de esta autora porque me resulta brillante.

10. Sarah Cross, Kill Me Softly fue uno de mis libros favoritos del 2012, realmente me encantó la imaginación de esta autora, muero por leer Tear You Apart, continuación que sale el año que viene.


Y estos son algunos de los autores de los que quiero leer más libros, como siempre, a algunos quiero leerlos con más desesperación que a otros, pero en general estoy muy interesada en todos.

¿Coincidimos en alguno?

¡Buen martes, todos! :D

lunes, 15 de septiembre de 2014

Two Boys Kissing

Titulo: Two Boys Kissing
Autor: David Leviathan
Genero: Drama, realismo
Reseña:

Basada en hechos reales, esta es la historia de Harry y Craig, dos chicos de diecisiete años que están a punto de embarcarse en un beso que dure más de treinta y dos horas para romper un record Guinness mundial.

Mientras ellos dos comienzan a deshidratarse y a sufrir la falta de sueño, sin dejar de besarse, se convierten en el punto de encuentro en la vida de otros chicos adolescentes que están lidiando con lánguidas relaciones, navegando por la identidad de genero, y cayendo profundamente en el agujero del conejo digital que suponen los sitios de citas. Mientras los chicos continúan besándose, ellos van a intentar encontrarse a sí mismos.



Uno de los libros más sentidos y reales que leí en mi vida. Es simplemente hermoso y me hizo enamorar perdidamente de la pluma (y la mentalidad) de David Levithan.

Al principio la narración me confundía, me costaba entender quién estaba narrando. Es que es completamente particular el narrador y es lo que hace a este libro tan único como es: lo narra toda una generación. A modo de coro griego, la historia llega a nosotros a través de las profundas, emocionantes y vívidas palabras de una generación anterior a esta de gays que murieron de sida. Es muy fuerte, muy emocionante y está lleno de significado. Me da escalofríos recordar las palabras de estas personas que vivieron en otros tiempos, que amaron, sintieron y sufrieron, intentando desesperadamente y aun sabiendo que no pueden oírlos, aconsejar a una nueva generación de adolescentes que están pasando por lo que ellos pasaron.

Sus reflexiones, sus palabras están tan llenas de vida, de enseñanza y de verdad que el libro se lo llevan ellos, y no necesitas ser un adolescente gay para sentirte identificado, tocado y conmovido.

"We are rarely unanimous about anything. Some of us loved. Some of us couldn’t. Some of us were loved. Some of us weren’t. Some of us never understood what the fuss was about. Some of us wanted it so badly that we died trying. Some of us swear we died of heartbreak, not AIDS."

Eso es lo que más me gusta, es un libro que todo el mundo debería leer porque deja un tremendo mensaje de vida, más allá de la tolerancia, más allá de la igualdad, más allá de los múltiples mensajes que harán bien al alma de cualquier chico o chica que esté en la misma situación que los protagonistas del libro, el mayor mensaje que deja es ese. Vida pura. Es muy hermoso, muy poético, muy estético.

Siete chicos son quienes protagonizan esta historia, pero sin duda alguna sus historias serían más del montón si no estuvieran enriquecidas por las voces del pasado que le explican al lector lo que les está pasando, lo que están sintiendo.

Por un lado tenemos a Ryan y Avery, dos chicos que se conocen en un baile de graduación. Ryan (el chico de pelo azul), lleva el karma de haber tenido que crecer en un pueblo chico, de ser el chico gay de su pueblo chico y, por supuesto, lo que más ansia en la vida es dejarlo atrás y no piensa permitir que aquel lugar que le hace tanto daño deje una marca en él, sin embargo, va a aprender que eso es más fácil pensarlo que hacerlo. Avery (el chico de pelo rosa), es quien tiene una de las historias más particulares, es un poco... mareante. Es un chico que nació en el cuerpo de una chica, que a la vez es gay. Entonces, biológicamente es una mujer, pero a la vez es un chico y gay. No quiero profundizar más en esto porque es un tema delicado, tengo miedo de expresarme mal y ofender a alguien. La cuestión es que Avery tiene una historia complicada, lleva un gran peso en los hombros y su condición de sentirse extraño en su propio cuerpo le da una inseguridad inmensa. Me gusta mucho porque constantemente creemos que es el débil de la relación, y él no deja de demostrar que es el más fuerte.

"We always underestimated our own participation in magic. That is, we thought of magic as something that existed with or without us. But that’s not true. Things are not magical because they’ve been conjured for us by some outside force. They are magical because we create them, and then deem them so."

Por otro lado, tenemos a Niel y Peter, que son novios desde hace un año y completamente adorables. Amantes de los libros, estos dos chicos protagonizan en una librería una de las escenas románticas más tiernas que leí/vi en mi vida. Amé su relación, se conocen tan bien y están tan seguros sobre su amor que no necesitan ni siquiera hablar para decirse las cosas. Mientras que Peter es abiertamente gay y todos en su familia lo aceptan, Niel es el polo opuesto. Su relación con Peter es un secreto a voces para su familia, que se niega a ver quién realmente su hijo es aunque lo tengan delante de los ojos.

En tercer lugar nos encontramos con Harry y Craig, estos dos serían nuestros protagonistas principales, el punto en el que se unen todas las historias y quiénes le dan el nombre al libro. Después de que a uno de sus amigos lo golpeara una banda hasta casi matarlo por ser gay, estos dos chicos (incitados por Craig) deciden darle un mensaje de igualdad y tolerancia al mundo batiendo un record Guinness: van a besarse por más de treinta y dos horas, y demostrar que dos chicos besándose no son más que eso. Harry y Craig fueron novios, pero ahora son solo amigos. La familia de Harry adoptó a Craig como un miembro más. Pero Craig, viene de una familia conservadora y cerrada, que no sabe que es gay y probablemente vaya a enterarse de que lo es al verlo besar a un chico para batir un record mundial.

Todo el beso eterno, maratónico, está tan bien narrado que sentís todo lo que ellos sienten. Es increíble, terminas comiéndote las uñas muerto de nervios y alentándolos mentalmente para que puedan lograrlo. Porque si se creen que besar a alguien por tantas horas es fácil, están completamente equivocados. La incomodidad, la inseguridad, los miedos, los dolores, Levithan logra transmitir absolutamente todo eso y más, lo que sin duda le da un realismo  tangible (y sensible) a la historia.




There is nothing so heartening as a chance.


Por último está Cooper, el chico roto entre los chicos rotos. Su familia acaba de descubrir bajo violentas circunstancias la verdad sobre su sexualidad y decide huir, aunque no tiene a dónde. Su historia es triste, desesperada y dura. Es un personaje que, aunque no sé si se gana nuestra simpatía como alguno de los otros, te toca, te desespera y despierta la necesidad de salvarlo de sí mismo.

Levithan es un mago con las palabras, con simpleza logra transmitir de forma vívida y realista emociones, pensamientos y situaciones que todos vivimos alguna vez. Hay escenas que te ponen la piel de gallina, otras te tocan el alma e incluso narra un intento de suicidio con tanta fuerza, con tanta desesperación y amor que es una experiencia única (y lácrimógena), realmente es hermoso lo que este hombre hace con este libro.

Como si todo esto no fuera suficiente para emocionarte, está basado en hechos reales y al final el autor comparte con nosotros la forma en la que trabajó con los protagonistas reales. Es muy lindo.

Un libro precioso que se va a mi estante de grandes favoritos.

"We think of the boys we kissed, the boys we screwed, the boys we loved, the boys who didn’t love us back, the boys who were with us at the end, the boys who were with us beyond the end. Love is so painful, how could you ever wish it on anybody? And love is so essential, how could you ever stand in its way?"

sábado, 13 de septiembre de 2014

Lo que fue de ella

Titulo: Lo que fue de ella
Titulo original: Where She Went
Autor: Gayle Forman
Genero: Drama, romance
Reseña:

Han pasado tres años desde que Mía, tras el trágico accidente, dejó su ciudad natal en la Costa Oeste para iniciar su nueva vida en Juilliard, el prestigioso conservatorio de Nueva York. Y también tres años desde que abandonó a Adam sin darle explicaciones. La idea de perder a Mía supuso para Adam un auténtico tormento, que cristalizó en un puñado de desgarradas canciones que los catapultaron a él y su banda, los Shooting Star, a la fama. Ahora, convertido en una estrella de rock, con una novia famosa y acosado continuamente por fans y periodistas, Adam vive sumido en un estado de permanente hastío y confusión. Hasta que una noche, en Nueva York, su camino vuelve a cruzarse con el de Mía, convertida ya en la excepcional chelista que prometía ser. El inesperado encuentro se prolongará hasta el amanecer y les brindará la ocasión de abordar lo que ocurrió realmente en el pasado y lo que el futuro podría depararles.


Lo que fue de ella es la continuación de Si decido quedarme, esta vez la historia es narrada por Adam, el novio de Mia quién lo abandonó al ingresar a Juilliard.

Esta novedad al comienzo resulta chocante, ¡cómo puede haberlo dejado y de semejante manera después de que teóricamente su amor le devolviera la vida!

La historia ocurre tres años después del accidente que se llevó a la familia de Mia, ella está haciéndose conocida como violonchelista mientras que Adam ya es toda una estrella internacional, pero lejos de lo que pueda aparentar, a pesar de los millones, la pareja famosa y los miles de fans, no está viviendo el sueño, sino que es presa de una terrible depresión.

Este es un libro muy dramático, incluso más que el primero, ya que Adam está realmente hundido. La pluma de Forman es muy realista, y es demasiado simple sentirte identificado con el chico, a quien Mia dejó de una manera espantosa y lleno de culpas. No necesitas ser famoso y sufrir un golpe de realidad que te recuerde que nada es color de rosa y que los sueños muchas veces son mejores mientras se sueñan que cuando se concretan, para ponerte en su piel.

A pesar de su depresión y de que se torna un personaje un poco llorón, no me resultó desagradable el cambio. Al contrario, es muy autentico y humano, te ayuda a conocerlo mejor.

Al igual que el anterior, el libro mezcla el pasado con el presente. Esta vez, conocemos pormenores de su relación con Mia, su vida, su versión de lo que ocurrió tras el accidente y lo que vivió luego de que ella lo dejara, alternados con una noche en Nueva York en la que, antes de embarcarse en una gira demasiado larga que lo tortura, se encuentra sin querer con ella.

Me gustó más esta segunda parte, Adam me resultó un personaje más interesante que Mia y por lo tanto disfruté más de su voz. La historia es dramática pero de un modo distinto que Si decido quedarme, eso no quita que lagrimeé un par de veces, pero más que nada de emoción.

La actitud de Mia tal vez sea reprochable, pero es muy interesante saber lo que fue de ella, como siguió su vida, porque creo que eso es un punto básico de estas historias, hacen gran énfasis en una verdad universal: la vida sigue.

A la vez, nada suena del todo cruel o descabellado cuando ella da sus razones, aún así,podría haber obrado mejor.

Los personajes se muestran mucho más maduros, me gustó mucho que no fueran más adolescentes sino jóvenes adultos con vidas hechas, y creo que demuestran que aunque hay heridas que no cicatrizan y situaciones del pasado que necesitan un cierre, a veces en la vida hay que desprenderse de algunas cosas y personas para poder seguir.

En cuanto al final, me gustó mucho. Mucho.

De hecho este libro me gustó mucho más que el primero. Está cargado de madurez, de realismo y una mezcla de desesperación y ternura muy grande.

Hermosa historia. Destructiva, pero esperanzadora.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Jueves de clásicos: El faro de el fin del mundo

Titulo: El faro de el fin del mundo
Titulo original: Le Phare du bout du monde
Autor: Julio Verne
Genero: Aventura
Reseña:
Argentina construye un faro en la isla de los Estados, en el extremo sur de América, en una zona complicada por su climatología, quedando tres personas a su cargo. Pero el peligro inmediato será una banda de ladrones, capitaneada por Kongre, que atrae a los barcos a la costa para que se estrellen y desvalijarlos, y que consigue apoderarse de un velero en buen estado, con el que pretenden robar por el Pacífico, asesinando a dos fareros. Pero el tercero, Vázquez, ayudado por un náufrago, impedirá sus planes.

Julio Verne es un autor que disfruto mucho y al que le tengo bastante cariño, así que existiendo un libro suyo ambientado en mi propio país y con un titulo tan romántico como El faro de el fin del mundo, no podía dejar de leerlo.

La historia es muy breve y narra como un grupo de piratas secuestra el faro, asesinando a todos los fareros excepto a uno que huye y empieza a cocinar su venganza... su justicia, mejor dicho. Lo que él quiere es retener a los piratas para que sean arrestados por sus crímenes cuando llegue el barco con su relevo.

La historia es entretenida y narra una aventura dura, con todas las de la ley. Es uno de esos libros que no olvidas fácilmente, y que recordás para siempre con cierta nostalgia y emoción infantil.

Aunque esto no significa necesariamente que sea una lectura que se disfruta de principio a fin.

En lo personal, el estilo del autor me gusta mucho, pero es demasiado minucioso, sobre todo con los detalles geográficos. En libros más extensos pueden pasar desapercibidos, o no resultar demasiado molestos, pero en este caso, para una historia breve, son demasiados detalles, demasiado extensos y reiterativos, no llegó a aburrirme, pero sí se torna denso.

Sin embargo, no culpo a Verne por esto, es una historia que se publicaba por entregas en una revista, y no en cualquiera, sino en una educativa (muy famosa e histórica) y es algo muy característico de este tipo de publicaciones la reiteración, muchas veces imprescindible para que el lector sea capaz de mantener el hilo de la historia.

Como ya dije, con sus falacias y todo, una aventura inolvidable.

martes, 9 de septiembre de 2014

Top Ten Tuesday: 10 personajes con nombres poco afortunados

¡Holaaaaaaa!

Top Ten Tuesday otra vez, hoy la consigna era en realidad "Top Ten Underrated Authors or Books in X genre", pero me honestamente me re tildé, traté de hacerlo menos especifico y poner "10 autores subestimados", pero tampoco se me ocurrieron muchos, así que decidí, para no dejar de hacerlo, agarrar una consigna vieja que me llamó la atención y me pareció divertida: 10 personajes con nombres poco afortunados. ¡Me encanta! :D jaja

A veces en su afán de ser originales o creativos algunos autores se pasan con los nombres, otros directamente son ridículos y, poniéndome a pensar, encontré un montón de nombres que me hacen fruncir los labios para reprimir una carcajada inoportuna o me dejan WTF, ¿de verdad se llama así? o.O

Antes de empezar VA TODO CON HUMOR, que conste:


1. Peeta Mellark

Querido Peeta, sos un osito cariñosito y por lejos mi panadero favorito del mundo, pero ¡qué mal parado saliste del repartijo de nombres, chiquito! Primero y principal, las dos primeras cosas que se me vinieron a la mente la primera vez que leí Peeta no son mencionables en un blog apto para todo público, pero no necesitan ser muy creativos para deducirlo. Por otro lado, ¿Peeta hará pan pita? :P

¡Ñam, qué rico! ¡¡Ahora quiero!!



2. Eureka Boudreaux 
Recientemente tuve el gusto de conocer a esta joyita de nombre. Aprecio mucho el apellido, tengo una obsesión malsana con el sur estadounidense, especialmente con Luisiana y en consecuencia me gusta mucho todo lo que sea cajún y ciertamente disfruté mucho, mucho, mucho de esta novela en ese aspecto. Cada vez que leía bayou me daba emoción, mis niveles de subnormalidad no dejan de crecer y crecer, lo asumo. 
El problema lo tuve con el nombre. Eureka. EUREKA. E-U-R-E-K-A. 
Cuando era niña y alguien me contó la historia de cómo surgió el término y lo que significa, mi mente infantil inmediatamente se imaginó un señor calvo de la tercera edad saliendo de la ducha, con una toalla alrededor de la cintura y levantando un dedo (mientras gritaba "Eureka", claramente), nunca pude librarme de esa imagen y relacionarla inexorablemente con la palabra Eureka. Es lo que se me viene a la mente cada vez que lo leo/escucho, es lo que se me veía a la mente cada vez que veía el nombre de esta pobre Mary Sue escrito en este libro narrado en tercera persona. 
En fin, Eureka me remite a Arquímedes desnudo y espero que a partir de ahora a ustedes también :)

Una ayudita a la imaginación. ¡Miren todas esas curvas en lugares en los que las
 personas no tenemos curvas! Grrr!


3. Aurora Teagarden 
Charlaine, Charlaine, Charlaine. Para nombres y moda esta señora no. La amo, pero no. 
Hay algo gracioso en los nombres de sus personajes, tienen ritmo y son un poquito raros o delirantes, por ejemplo su prota más famosa, Sookie Stackhouse tampoco salió muuuuuuuuuuy bien parada, pero es simpático su nombre, es divertido de decir y fácil de sentir (como los óctuples de Apu (?)). Sin embargo la pobre Aurora (cuyo nombre quiso suavizar con un Roe Teagarden de diminutivo, que para mi gusto suena mal) no tiene salvación. La primera vez que leí el nombre Aurora Teagarden me imaginé que sería una ancianita rolliza de mejillas sonrojadas, permanente y paraguas (con traje floreado, para más detalles). 
Roe me cae bien y es un buen personaje, pero no logro terminar de conectar con ella, aunque devoro sus libros, porque no la siento una Aurora, el nombre no le va. 
Le perdonamos todo a Harris por la naturalidad y el encanto sureño, eso sí.



4. Sansa Stark 
 
Perdón, perdón, perdón, perdón, perdón, perdón, PERDÓN: 
SONSA STARK 
Es en lo único que pienso desde que conocí ese nombre, LO ÚNICO. 
Esto, obviamente, no refleja lo que opino de ella como personaje (un poco sí), pero juro que tengo un trauma con su nombre.




5. Ludo Bagman 
Juré y perjuré elegir solo uno de Harry Potter, pero es una fuente inagotable, así que no va a pasar. Si algo me causa (y confieso que me gusta y que incluso me da como ternura) de Rowling es que la mayoría de los nombres de los personajes, los hechizos, los seres, te dicen algo (o todo) de ese personaje, hechizo, ser. 
El caso de Ludo es uno que siempre me causó y voy a usarlo de ejemplo para representar a los montones de personajes similares. Es este caso, estamos ante un apostador, un jugador compulsivo (y bastante chanta) y se llama Ludo. ¿Entienden de lo que hablo? Sí, sí entienden.



6. Albus Severus Potter 


Sigamos en la línea Rowling y juro que la corto. 
¡Ay, pobre criaturita! Albus Severus, claramente Harry sospechaba que Ginny lo engañaba con Draco y castigó al nene con este nombre (cualquiera, sí). Enternece el propósito y después de siete años (SIETE AÑOS, WTF!) uno ya se adaptó a lo mal que suena. Pero pobrecito, qué espanto. 
De por sí el nombre Severus siempre me pareció horrible (pero Severus se llamaba Severus porque era severo, ¿entienden? #Rowlingslogic).*
*¿O Severus sería severo por llamarse Severus :O 



7. Renesmee Carlie Cullen  
Tenés quince años, las hormonas a flor de piel, la relación de Edward y Bella es lo más puro, real, hermoso, blablabla, que te pasó en la vida y soñás, aunque sabes que es imposible, soñás con que su amor se consume con un hijito y sean felices por siempre. Entonces de forma rebuscada y poco creíble tu sueño parece volverse realidad, pero....
ENCIMA QUE TE DAN UN ENGENDRO QUE CRECE A LA VELOCIDAD DE LA LUZ Y TIENE UNA HISTORIA DE AMOR ASQUEROSA LE PONEN RENESMEE CARLIE. 
Porque nada más original que juntar nombres para crear otro.


8. Kvothe

 Semejante nombre con semejante cantidad de consonantes para pronunciarse... ¿Cuouz? ¿En serio?*
Ya que estamos, yo de cariño le digo Cuz-Cuz. Tengo una pequeña obsesión con este niño y va escalando como loco puestos, a pesar de la insolencia y la pedantería, en mi ranking de personajes favoritos.
*Nota de Me: si consideramos la pronunciación en inglés (parecido a quothe) tiene mucha más lógica, pero la primera vez que leí cómo decir el nombre fue exactamente esta mi reacción 


9. Grace Divine 
Porque nada dice mejor "Soy la hija de un pastor" que llamarte Gracia Divina. ¿O no?
Nombre bobo, personaje odioso, libro malo. Nada más que decir en absoluto.



10. Tarquin Blackwood
Mi querida y adorada Rice también va a caer en la volteada, porque algunos de sus nombres... algunos de sus nombres, Dios mío.
Hoy vamos a escrachar al bello Tarquin Blackwood, cuyo nombre siempre me hizo pensar en arlequines, porque algunos tenemos problemitas de asociación y las dos palabras riman. También me hace pensar en Tartán, lo que inexorablemente me hace imaginar a Quinn con falda escocesa, porque ¡viva la coherencia!

Sin embargo, este señorito tiene suerte, no solo porque vive en una de las mansiones más kick-ass del mundo, porque tiene un don genial, un gemelo perturbador pero querible y para colmo conoce a Lestat, sino porque Rice tuvo la compasión de utilizar más la abreviatura "Quinn" para referirse a él, en lugar de Tarquin. Y suena bien, muy bien.




¿Qué nombres les parecen feos, suenan raro o les causan gracia?

¡Buen martes todos! ^^

lunes, 8 de septiembre de 2014

La última lágrima

Titulo: La última lágrima
Titulo original: Teardrop
Autor: Lauren Kate
Genero: Paranormal
Reseña:

La increíble historia de una chica a la que alguien rompió el corazón y que lloró hasta sumergir un continente entero bajo el mar...
Una sola lágrima de amor
Puede cambiar el destino del mundo...
Y de su corazón.
Existe una antigua leyenda, hoy casi olvidada, que habla de una joven cuyas lágrimas de desamor hundieron un continente entero.
Ahora Eureka tiene en sus manos un libro que cuenta esa fascinante historia: lo ha heredado de su madre, que desapareció arrollada por una ola gigantesca. Poco a poco, a través de sus páginas, descubrirá que las coincidencias entre su vida y la leyenda son demasiadas para ser fruto del azar... Además, la inesperada llegada de Ander, el extraño chico de ojos turquesa que huele a mar y lo sabe todo sobre ella, le enseñará que las casualidades raramente existen y que su llanto tiene un poder tan inmenso que puede incluso cambiar el curso de la humanidad...


Eureka acaba de perder a su madre y salvar su vida de milagro en un extraño e inusual accidente. Su madre, una arqueóloga, le deja como herencia algo más que cosas bonitas o valiosas: un gran misterio capaz de cambiar para siempre su existencia.

La premisa de esta historia era muy prometedora y en combinación con esa portada bellísima hacía que este libro resultara irresistible. Me gustó, es entretenido y tiene gancho, pero mucho me temo que daba para más, para muchísimo, muchísimo más.

Me gusta la pluma de Lauren Kate, es estética y romántica, cualidades que disfruto mucho. Aunque no es tan notable en este libro esa particularidad de su estilo, está allí, latiendo en el fondo y cuenta con escenas sumamente gráficas y estéticas, algunas muy detalladas y angustiantes, lo que cuadra a la perfección con el aura de la historia.

Como ya dije, la premisa de la historia me hacía agua la boca, ¡era una idea tan romántica! Estaba completamente llena de poesía y elevó mis expectativas a niveles pocos sanos, que lamentablemente la historia no pudo cumplir.

Antes de enumerar aquellas cosas que no me convencieron, voy a hablar de lo que me gustó.
Primero y principal, el contexto, la ambientación poco habitual, en las novelas juveniles al menos. Kate utiliza esa magia suya que ya alabé para dibujar con las palabras, para sumergirnos de forma vívida y perfeccionismo en la región cajún de Florida. Tengo una obsesión malsana e inexplicable con ese punto geográfico en particular, y disfruté muchísimo de los lugares que con tanto detallismo describió. Es muy, muy fácil sentirte ahí.

El amor tiene un rol importantísimo en la historia, y sin embargo no es un libro romántico y aunque tiene su pequeña dosis de romance, no es nada edulcorado. Saben que no me gustan las cosas edulcoradas, así que para mí está fantástico este punto. Aunque, tal vez hubiera preferido un poco más de romance para afianzar un poco más la relación entre Ander y Eureka.

La historia es original y propone algo distinto, el tratamiento es lo que no me gustó. Tenía potencial y la autora eligió desarrollarlo con una serie de clichés. Mary Sue trágica conoce chico misterioso y se obsesiona con él mientras su pobre corazoncito se debate entre el chico sexy nuevo y su mejor amigo de toda la vida. Honestamente, no hay nada no predecible en este libro. Incluso, aunque suene horrible, me encontré más de una vez deseando que Eureka se matara así las cosas se solucionaban sin caer en un tópico, dándonos algo distinto, y por supuesto, librándonos de Eureka.

Esto es más que nada porque me enteré que no estaba frente a un libro autoconclusivo, sino una serie… dos capítulos antes de finalizarlo. Las cosas no hacían más que complicarse en la trama y rogaba que no saliera con un final sacado de la galera, por eso el suicidio de Eureka me parecía una opción posible.

Dos cosas me molestaron profundamente, pero van como spoiler así que lean bajo su propio riesgo: *Me molestó que Brooks se convirtiera en el malo de la historia, ¡es tan típico! El chico tierno y adorable que no es el protagonista pero ama a la protagonista se vuelve el villano para que la Mary Sue de turno no quede como una maldita por rechazar su amor y romperle el corazón. Porque… ¡cómo una dulce muchachita perfecta va a rechazar a un chico lindo y tierno que la quiere y cuida! ¡De ninguna persona! Lo he leído taaaaaaaaaaaaantas veces, y siempre lo odio tanto.
Brooks, aún como villano obligado, me parece un personaje muchísimo más interesante que Ander, a quién encontré simplemente plano.
La segunda cosa que odié: la muerte de Rhoda. Claro, la protagonista la odia así que vamos a matarla de forma horrible, aunque sea una buena persona, molesta, pero con buenas intenciones, así no tenemos que lidiar con ella el resto de los libros. Odié eso, en serio. Rhoda era muy molesta, MUY, la típica madrastra de cuento, pero insisto con que no era mala y no merecía la muerte por tratar de cuidar a su manera a Eureka. A menos que les parezca que alguien que insiste en enviar al psicólogo a una adolescente suicida, merece morir por eso, claro está, porque eso es una de las cosas más malvadas que hace en el libro entero. La otra es casarse con el papá de Eureka. Una estúpides, perdón la franqueza. *

Hablemos de los personajes, Eureka no me gustó mucho, lleva la bandera de Mary Sue ondeando con orgullo sobre su cabeza.

Ander me resultó más interesante, pero la verdad que me hubiera gustado que apareciera más (siendo el protagonista sexy en cuestión) y saber más sobre su historia que realmente prometía, como todo en este libro.

El personaje que más me gustó fue Brooks, el mejor amigo de Eureka. Ya hablé de él en el spoiler.

Un libro entretenido, bastante estético y original. Esperaba más de él, pero no me resultó tampoco una mala lectura.



El amor era una pista de baile donde todos aquellos a los que perdías dejaban una marca.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Si decido quedarme

Titulo: Si decido quedarme
Titulo original: If I Stay
Autor: Gayle Forman
Genero: Drama
Reseña:

Mía tiene diecisiete años, un hermano pequeño de ocho, un padre músico y el don de tocar el chelo como los ángeles. Muy pronto se examinará para entrar en la prestigiosa escuela Julliard, en Nueva York, y, si la admiten, deberá dejarlo todo: su ciudad, su familia, su novio y sus amigas. Aunque el chelo es su pasión, la decisión la inquieta desde hace semanas.

Una mañana de febrero, la ciudad se levanta con un manto de nieve y las escuelas cierran. La joven y su familia aprovechan el asueto inesperado para salir de excursión en coche. Es un día perfecto, están relajados, escuchando música y charlando. Pero en un instante todo cambia. Un terrible accidente deja a Mía malherida en la cama de un hospital. Mientras su cuerpo se debate entre la vida y la muerte, la joven ha de elegir si desea seguir adelante. Y esa decisión es lo único que importa.


Hace una semana vi la película basada en este libro y volví a casa desesperada por leerlo, cosa que hice sin tardar y casi compulsivamente, ya que no pude soltarlo hasta no llegar al punto final.

Si decido quedarme es una historia muy emotiva y bonita, que habla de la vida pero fundamentalmente también del amor. El amor en todas sus facetas y caras, y creo que es lo que más me gusta de la historia porque la hace diferente. No se limita al tipo de amor que solemos encontrar en las novelas juveniles, el amor joven entre dos personajes que se enamoran con locura, sino que explota todas sus variables: el amor familiar, el fraternal, la amistad, las pasiones que nos mueven en la vida, no solo el romance. Es eso lo que nos toca el corazón, conocer la historia sincera de Mia con todos sus afectos y la música, a través de sus recuerdos.

Tal vez la premisa de "espíritu que contempla su cuerpo comatoso" no sea algo nuevo, pero la forma en la que esta historia está encarada sí lo es.

No se divide en capítulos, sino en horas. Desde los momentos previos al accidente, hasta el momento en el que Mia toma su decisión. Esto, salteado con recuerdos, flashbacks, que nos introducen a la vida de nuestra protagonista antes de que la golpeara la tragedia, que nos permiten conocerla por completo, a ella, a su familia, a su novio, a sus amigos. Esta técnica le da mucho dinamismo a la narración y un ritmo trepidante que no te suelta, es un libro con mucho gancho y muy sencillo de leer, pero no por eso superficial o liviano. Está cargado de significado, drama y emociones, y más de una vez te roba carcajadas o te hace llorar.

Me conmovió mucho, en especial la relación de Mia con su hermanito y sus reflexiones sobre la familia que acaba de perder. Es tan sentido, es tan realista, es tan sencillo ponerte en su lugar, que es difícil que esta lectura no te toque.

Probablemente el libro tenga sus falacias, pero en este momento no se me ocurre ninguna, por lo que asumamos que -aunque insisto con que no es perfecto- son muy pequeñas y no hacen gran mella en la trama o en el mensaje que deja.

Me gustó primordialmente que aunque sea un libro que habla mucho de amor, no se centre en la relación Mia-Adam (cosa que sí hace la película), no quiero ser reiterativa, pero en verdad destaco que muestre todas las caras del afecto, para mí es la mejor parte.

Una historia muy conmovedora que vale la pena leer.