martes, 30 de septiembre de 2014

Top Ten Tuesday: 10 libros que me costó leer

¡Hola, holaaaaaaa!

Me desperté cantando Wake Me Up When September Ends y no puede ser más adecuado. Mi inconsciente es más consciente que yo, me parece. Años sin escuchar a Green Day, ¡qué nostalgia ahora!



Hoy toca hacer una lista con libros que se hayan resistido a ser leídos, ya sea por el tema que trataban, por cómo estaban escritos, porque eran difíciles de leer, porque te incomodaba, etc. Tal vez parezca simple, pero no lo es tanto, porque tengo una postura bastante... poco ortodoxa entre los lectores obsesivos: valoro mi tiempo, si un libro no me va, no me va. No me da culpa abandonarlo, ni un poquito.Para mí la lectura es una forma de disfrute, no de tortura. Y la mayoría de las veces los "sigo a ver si mejora" me torturan. Lo comento porque la mayoría de los libros que se me van ocurriendo para la consigna son algunos que abandoné.

Peeeeeeeeeeero, por suerte, que un libro sea difícil de leer no significa que sea malo. Así que voy a tratar de enfocarme en libros buenos que me costó leer más que en los otros:

1· El jardín secreto

Ya lo debo haber dicho mil veces, pero fue el primer libro que se me vino a la mente al leer la consigna. Me costó, al menos hasta que le agarré la mano, leer este libro porque fue uno de los primeros clásicos que leí en inglés y me llevé la nada agradable sorpresa de que estaba escrito de forma "rara". Imitando el acento o el dialecto de Yorshire si mal no recuerdo.
Me encantó la historia, pero que me costó acostumbrarme a esta "nueva" forma de inglés, me costó.

2· Drácula

También les conté mil veces que la primera vez que leí este libro mi edad tenía una sola cifra, ¿no? Obviamente, no entendí mucho que digamos aquella vez. Volví a leerlo a los catorce o quince años, y aunque la historia me gusta mucho y lo he releído varias veces desde entonces, siempre me cuesta un poquito. La narración es bastante arcaica y tiene una gran carga histórica, lo que hace la lectura como mínimo lenta. Insisto con que lo disfruto, pero no es el libro más liviano que leí en mi vida.

3· Memnoch el diablo

Rice es mi autora favorita en el mundo, pero sus libros -al menos los primeros- no son lecturas ligeras que lees en tres horas (conozco gente que sí lo ha hecho, pero me guardo mi opinión al respecto. Solo diré que no los veo como libros para tomarse a la ligera. Te exigen que les dediques cierto tiempo para disfrutarlos, no una lectura superficial).

Memnoch me costó especialmente leerlo, tiene muchísimas reflexiones existenciales, morales, religiosas. Además, Lestat está muy atormentado y no es agradable verlo sumirse en una decadencia de la que no sale nunca. Me costó leerlo por esos monólogos, por algunas situaciones que me incomodaban mucho (les digo Lestat y Dora y quienes lo hayan leído probablemente tuerzan la boca en un gesto de disgusto) y porque me torturaba psicológicamente todo lo que le pasaba al protagonista. Es el libro que menos me gusta de la saga, aunque tenga sus momentos épicos y aunque me haya gustado.

4. Leal

Me costó leerlo básicamente porque es aburridísimo. No fue hasta el final cuando realmente lo empecé a disfrutar. Además me resultaba confuso el tema del cambio del narrador. Está muy mal hecho y Tris y Cuatro tienen básicamente la misma voz, así que me olvidaba quién estaba narrando cada capitulo. Eso entorpecía la lectura.

5. La ciudad de la luna eterna

Si bien me gustó esta trilogía, me costó leerla (sobre todo los últimos dos libros) porque la protagonista es una Mary Sue insufrible, y la verdad que simplemente no me interesaba saber qué le deparaba el destino. Empecé este libro y en un solo capítulo me hartó tanto esta chica que lo abandoné firmemente convencida de que no iba a leerlo jamás. Lo retomé meses más tarde porque no dejaban de decirme que era un muy lindo final. Y lo fue, pero fue un interesante fastidio leerlo.

6. Juego de tronos

Ya saben que me llevó un año leerlo, ¿qué fue lo que me retrasó tanto? No es estoy segura, el gancho estaba pero me costaba muchísimo avanzar. Quizá fuera la cantidad de nombres, la cantidad de personajes, pero mentiría si diera una razón concreta. Tal vez simplemente no es para mí, de momento con ver solo la serie estoy en paz.

7. Cazadores de sombras

Se que camino en hielo quebradizo porque todo el mundo ama esta historia, así que aunque me molesta no poder explayarme a gusto en mi propio blog, solo diré que no me enganchó hasta el final, me pareció muy forzada la escritura (ni hablar los personajes que hablaban como diccionarios) y me aburría leyendo, por eso me costó mucho terminarlo. De leer continuaciones ni hablar, no existe el interés directamente.

8. Una vacante imprevista

Me costó un parto leer este libro y el porqué es tan indignante viniendo de Rowling que voy a dejar que Sherlock lo diga por mí:


Antes de este libro, si me decían que me iba a aburrir como una ostra leyendo algo escrito por J.K. me le hubiera reído en la cara a cualquiera. Ahora no me animo a leer nada más suyo que no sea fantasy.

9. Sinsajo

Es el libro que menos me gustó de la trilogía y el que más me llevó leer. ¿Por qué me costaba leerlo? Porque me aburría, demasiada política, no sé cómo explicarlo. Soy uno de esos bichos raros al que el final de esta historia le gustó, de hecho hubiera roto cosas si terminaba distinto. Pero si digo que fue un lecho de rosas leer este libro, estoy mintiendo, me costó engancharme y mucho.

10. Maze Runner: Correr o morir

A ver, quiero escuchar esos "¡OOOOOH!" y ver cómo se les desorbitan los ojos. Sí, soy mega fan de esta historia pero me costó leer el primer libro, me costó engancharme, una vez que lo hice no pude soltarlo y me voló literalmente (mentira, literalmente no) la tapa de los sesos, pero por varios capítulos no podía entender las buenas criticas (y eso que en esa época no tenía un fandom,como ahora *mi vena hipster tenía ganas de echarles en cara que ya era fan de la saga antes de que Dashner viniera al país y se pusiera de moda*, estaban solo los reviews de goodreads), porque estaba bien, pero no me parecía EL libro. Después eso se corrigió solo a medida que avanzaba con la lectura. Pero fue así.


Y estos son 10 libros que me costó leer, aunque al menos ocho de diez me gustaron mucho :P
(Ustedes adivinan qué dos no me gustaron tanto, fin). Como verán, el factor "aburrimiento" es el que más me dificulta la lectura. Me hubiera gustado enfocarme más en "huesos duros de roer", en libros que me costó un triunfo leer por su dificultad, por su lenguaje, por ejemplo, por su nivel intelectual. Pero soy medio cobarde, no tengo muchos de esos en mi lista.

¿Coincidimos en alguno?

¡Buen martes!

lunes, 29 de septiembre de 2014

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

Titulo original:Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo
Autor: Albert Espinosa
Genero: Drama, ciencia ficción
Reseña:
¿Y si con solo mirarte pudiera desvelar tus secretos? 
¿Y si con solo mirarte pudiera sentir con tu corazón? 
¿Y si en solo un instante fuera posible saber quienes somos el uno para el otro? 
¿Y si con sólo mirarte pudiera desvelar tus secretos mas profundos? 
¿Y si con sólo mirarte pudiera sentir con tu corazón? 
¿Y si en sólo un instante fuera posible saber exactamente quienes somos el uno para el otro?



Error 404 sentido not found.

Había leído montones de reseñas sobre este libro, y todas coincidían en un punto: lo amas o lo odias. Allí radica mi conflicto: ni una cosa ni la otra, quedé en un limbo de confusión. No me gustó, pero tampoco me desagradó tanto como para llegar a odiarlo.

Comencemos diciendo que es un libro raro, es muy estético y tiene mucha poesía, pero no una gran trama ni una gran coherencia. El autor nos presenta un universo futuro muy interesante, que nos engancha por completo desde un principio, pero no hace más que desaprovecharlo porque para la historia es completamente irrelevante el entorno en el que se desarrolla. Y ahí viene el primer ¿por qué? ¿Por qué molestarse en crear semejante sociedad y desaprovecharla de tal forma? Si la explotaba mejor, hubiera sido una novela de ciencia ficción ES-PEC-TA-CU-LAR.

Lastima que es una novela sentimentaloide, tirando a libro espiritual, hasta con tintes de auto-ayuda.

Trama y hechos en este libro no tienen gran solidez ni peso, mucho menos importancia o coherencia, son un mera excusa para que el protagonista se remonte una y otra vez al pasado, y comparta sus reflexiones, aprendizajes y enseñanzas. Aparentemente es esa la parte que importa de la historia, aunque como lector no saques demasiado de eso.

Es un libro retorcido, muy filosófico y metafórico, de esos en los que constantemente tenés que leer entre líneas. Amo las cosas retorcidas, odio lo filosófico, las metáforas no me molestan si no se abusa demasiado de ellas, y en cuanto a leer entre líneas, lo odio con la fuerza de mil soles. Prefiero que las personas digan lo que quieren decir, no que lo dejen a libre interpretación.

Me gustó la atmósfera que lo baña todo, es oscura y turbadora. Tiene algo apocalíptico, tiene algo repulsivo y anti natural. Constantemente, cuando Marcos rememora su infancia y su madre, se vuelve enfermiza, y a nadie le sorprende cuando hacia el final habla del complejo de Edipo, desde el comienzo notas algo repulsivo e incestuoso en su relación, no gráfico, tácito, pero presente y perturbador.

También me gustó el final, es inesperado y me tomó por sorpresa. Aunque fue algo abrupto y, para mi gusto, hubiera tenido muchísimo más significado si Marcos y la chica del teatro se hubieran conocido mejor o tuvieran un lazo más sólido..

En fin, un libro demasiado rebuscado y metafórico. Aunque no lo odié y algunas cosas me gustaron, no me resultó una lectura agradable.

Tal vez no sea lo suficientemente intelectual para disfrutar plenamente de este tipo de libro. Tal vez no sea lo suficientemente sensible para hacerlo, la cuestión es que no lo hice y si me pongo a pensar qué me dejó la historia, me encuentro solo con un manojo de confusión y pocas ganas de seguir experimentando con este autor.


"Rompí a llorar. Me encanta esa expresión. 
No se dice rompí a comer o rompí a caminar.
 Rompes a llorar o a reír. 
Creo que vale la pena hacerse añicos por esos sentimientos."

jueves, 25 de septiembre de 2014

Cover Porn: De río y mar

¡Mil años sin hacer un cover porn! ¿Cómo no me avisan? jaja

Hoy tocan portadas bellas que tienen al río o al mar como protagonistas. Amo el agua, MUCHO, amo nadar, amo navegar, amo remar (sí, remar, me encanta), amo incluso sentarme cerca del agua y mojarme los pies. Amo el mar y amo al río por igual (aunque, y aunque lo considero más traicionero, me gusta más nadar en el río, nadar literalmente contra la corriente, dejarme arrastrar un poco, tener que luchar para poder cruzarlo, suena a masoquismo puro, incluso me ha jugado malas pasadas,  pero me encanta. Mataría por estar en este momento nadando *suspiro*). Y todo este bla, bla para decirles que tengo muchas portadas hermosas que me hacen dar ganas de ponerme a nadar, o sentarme en la orilla o navegar. Vamos a verlas:




Me gustan mucho todas, Love in the Time of Global Warming tiene uno de esos títulos que decís QUIERO, Second Star es muy romántica y te da realmente ganas de estar ahí, haciendo equilibrio en la tabla, Evenfall es hermosa, tiene algo misterioso y mágico, como un cuento de hadas, Navigating Early me da paz, también Auracle, libro que -dicho sea de paso- siempre quise leer, Cat O' Nine Tails, es bonita y no al mismo tiempo. Es decir, algo no me gusta (además de las uñas de la chica, agranden la imagen y vean), pero aún así me atrae como un imán, no sé si es el titulo tan atractivo, el barco pirata o esa luna llena, también me gustaría leerlo. Allegiance, también me atrae, me da la certeza de que si lo leyera me gustaría, y ese paisaje, a pesar de la luna roja, también me resulta pacifico y hermoso, el escenario de un fantasy en el que me gustaría vivir. Por último, The Night Swimmer, la chica está haciendo algo que amo, así que me encanta esta imagen. A simple vista es sencilla, pero mirándola bien, el tono, las olas, las estrellas reflejadas en el agua, es muy poética y bonita.

Y estas son las portadas bellas del día :3

¿Les gusta nadar? ¿El agua? ¿Qué prefieren? ¿Mar o río? A todo esto, ¿qué portada les gusta más? ¿Alguno les llama la atención para leerlo? Hoy estoy muy preguntona :D

Hablando de agua, me hice SOPA, hoy yendo a la universidad. Tenía paraguas pero viento de frente, así que llegué hecha una sirena (del estilo de las de Ulises de Waterhouse, no las diosas jaja). ¿Alguien más corrió esta suerte hoy? :P

¡Buen jueves a todos! ^^

miércoles, 24 de septiembre de 2014

The Fever Code: ¡Nuevo libro de Maze Runner!

Hoy James Dashner anunció una precuela, que narrará la creación del laberinto entre otras cosas, para su saga Maze Runner.

Esta nueva precuela, la segunda, se llamará The Fever Code, se espera para el 2016 y narrará los origenes de los Habitantes. El autor aseguró que lleva diez año planeándola, incluso desde antes de concebir otros libros de la saga.

Maze la está rompiendo, el primer fin de semana la película duplicó su presupuesto y Prueba de fuego, la segunda parte, ya está en pre-producción y tiene fecha de estreno para el 18 de septiembre de 2015.

Luego de que la saga terminara y la primer precuela, que explica los orígenes de "La llamarada", el virus que arrasó -literalmente- el mundo, viera la luz; los fans seguían pidiendo más, pidiendo más respuestas y por fin llegó la constancia de que sus plegarías fueron oídas.

En lo personal, me entusiasma mucho esta idea. Para mí la saga está perfecta tal y cómo está, siempre sentí que da más respuestas de las que parece y que es muy Dashner no servirle al lector las cosas en bandeja. Pero es difícil resistirse a un nuevo libro, sobre todo a uno que va a revelarnos por fin la vida de Thomas y los demás larchos antes de los experimentos y el famoso laberinto.

Dashner nos había confesado en exclusiva que planeaba escribir esta secuela:




Así que si bien no me sorprendió la noticia, sí lo hizo que fuera tan pronto. ¡Si tiró la bomba de que pensaba escribir otro tan solo en mayo de este año! Un maldito entre los malditos, mientras nos tiraba un "quizás" el libro era un hecho jaja

¿Qué opinan de esto?

¡Buen miércoles!

P.D. El estudio me tiene secuestrada y los extraño D: (uds a mí no por las entradas programadas, y porque no, lo sé :P pero yo a ustedes sí D:)

martes, 23 de septiembre de 2014

Top Ten Tuesday: 10 confesiones lectoras

¡Holaaaaaaaaaaa!

Hoy me tomé una licencia absoluta con este meme, basicamente cambié la consigna por una anterior que quería hacer. ¿Por qué? Porque hoy tocaba "Top Ten Books On My Fall To-Be-Read list" y hay muchos peros que objetar. Primero y principal, no me divierte hacer listas de los libros que voy a leer porque me gusta ir leyendo por impulso, segundo y en base a lo primero JAMÁS termino respetando esas listas por esa misma razón, tercero, hay un lugar mágico y de fantasía en el que aunque no lo puedan creer mientras en en hemisferio norte es otoño, es primavera: se llama hemisferio sur :P
Lo último es puro bla, bla mío, no un determinante para cambiar la consigna :P

Entonces tomé esta consigna que me parecía más interesante y eso, ya hice mis 10 confesiones bloggers hoy tocan como lectora :3

1. Amo mis libros y los cuido mucho, pero no voy a hacer malabares y convertirme en contorsionista para que un lomo no se marque. No voy a maltratarlos premeditadamente y voy a tratarlos con cuidado, pero no a llegar a tales extremos. Me gustan los libros con historia, y para mí en la biblioteca de un lector compulsivo un libro con lomos y páginas muy marcadas, incluso cayéndose a pedazos significa que es un libro disfrutado y vuelto a disfrutar mil veces. Hay algo poético en eso que me encanta.

2. Amor leer y no me importa cómo. A nivel lectura, me da igual hacerlo en papel o en digital, no voy a disfrutar una historia más o menos por leerla de una forma u otra. Me encanta oler los libros, y es la única contra que le encuentro al ereader, pero a nivel mecánico ME.DA.IGUAL.

3. Hablando del tema, yo era de las que decía "Un e-reader, aberraciones de la naturaleza, ¡yo ni loca!", hasta que me regalaron uno y fue lo mejor que pudo pasarme. Lamento profundamente haber tenido esa mentalidad tan cerrada durante tanto tiempo, pero me alegra haberle dado una oportunidad al aparato a pesar de mis prejuicios, si hubiera mantenido mi postura, me hubiera perdido de libros maravillosos y no leería ni la mitad de lo que leo al año.

4. NO ADMITO CUALQUIER LIBRO EN MI BIBLIOTECA. Como a todo lector, me encanta tener una biblioteca cargada y completa, a veces me encuentro admirándola llena de amor, pero cada libro tiene que significar algo para mí y haberme gustado lo suficiente como para estar entre mis tesoros. No soporto tener libros que no me gustaron, o libros "porque sí", haciendo bulto y ocupando espacio, que sirven solo para presumir de una biblioteca más abundante. Regalo, intercambio y dono muchos libros porque no cualquiera puede quedarse en mis estantes. No me importa si el volumen de la biblioteca disminuye, prefiero calidad a cantidad, SIEMPRE.

5. Dado el último punto, TENGO UNA BIBLIOTECA SECRETA. Cómo leen, y de hecho son dos. Aquellos libros que no merecen un lugar en mis estantes, ya sea porque no me gustaron o siento que no valen del todo la pena, van a una improvisada biblioteca que armé vaciando un cuerpo de mi placar. Sería algo así como la oscura y helada tumba que ocupan hasta que logro encontrarles un nuevo hogar (porque aunque sean malos, siguen siendo libros y no merecen ese desprecio del todo. Algunos sí, no todos). No soportaba tenerlos por delante y esconderlos así fue lo mejor que se me ocurrió.

La segunda biblioteca secreta está en una habitación que nadie usa y es algo así como el limbo de los libros en mi casa, ahí guardo los pendientes, aquellos libros que aún no leo. Están ahí de paso, ya que luego corren uno de dos destinos: o van a parar a mi biblioteca junto con otros libros que valen la pena, o van a parar a la biblioteca de la vergüenza, la que está escondida en el armario :)

Soy una maníaca compulsiva, lo sé.

6. Más allá de que todo libro tiene que ganarse un lugar en mis estantes, tengo un estante de favoritos al que muy pocos acceden.

7. Y tengo un estante dedicado pura y exclusivamente a Anne Rice. Es la única autora en mi colección que cuenta con tal privilegio, y ni siquiera me siento mal al respecto :P

8. Soy maniática en varios puntos, pero no en uno que a muchos volvería locos: no me importa separar sagas. Ordeno los libros por tamaño porque mi TOC no soportaría que fuera de otra forma, por lo tanto si hay alguna saga que tiene libros de distintos tamaños, van por altura y no por serie.

También las separo porque, como muchos saben, tengo mis libros repartidos entre mi casa materna y la mía, por lo tanto algunas me quedan separadas aunque no quiera (quizá porque los estoy leyendo y los llevo de un lado a otro, o motivos similares).

9. Tampoco me vuelvo loca si no puedo tener una serie toda de la misma edición, trato de que así sea pero no siempre es posible. En algunos casos me gusta, por ejemplo, de Las crónicas vampíricas, mi saga favorita, la tengo compuesta por tres ediciones diferentes. ¿Por qué? porque cuando empecé a leerla era extremadamente difícil encontrar los libros, los vampiros no estaban de moda y no había ediciones nuevas. Cada uno de esos libros para mí significa un hallazgo, recorrí miles de librerías y ferias para encontrarlos, y era la felicidad absoluta cada vez que encontraba uno. No cambio eso por tener toda la serie parejita.

Lo que sí me vuelve LOCA es tener todos los libros de una saga de la misma edición, pero que los lomos sean distintos, que el titulo esté en unos más grandes que en otro o los logos en distinta posición, o en distinto orden autor, titulo, logo, cosas así. Eso lo odio.

10. Amo oler los libros, mucho. A veces mitad los leo, mitad los huelo jaja Siempre digo en chiste que tengo fijación nasal, porque me gusta oler cosas, es casi una manía ya. Hay olores que simplemente me encantan y el olor a libro es uno de ellos.

Y estás serían 10 de mis confesiones como lectora, como lectora compulsiva al menos :)

¡Buen martes! :D

lunes, 22 de septiembre de 2014

El nombre del viento

Titulo: El nombre del viento
Titulo original: The Name of the Wind
Autor: Patrick Rothfuss
Genero: Fantasía, drama
Reseña:

En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe... músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino.
Ahora va a revelar la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando.
«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
»Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.»



El nombre del viento llevaba años en mi estante de pendientes por una simple razón: me intimidaba.

Eran varios los factores que provocaban esa intimidación, por un lado, el grosor. Es el tipo de libro con el que dejarías a alguien inconsciente si lo golpearas o sobre el que erguirías una casa, y eso que es extremadamente delgado en comparación a su continuación. Por otro lado, estaba su fama, su gran e intachable fama, jamás me había cruzado con alguien me dijera “Está bien, pero no es gran cosa” o “Es regularcito”, todo el mundo hablaba sobre su exagerada excelencia… ¿y si a mí no me gustaba? Realmente la fama que lo precedía me provocaba ciertos prejuicios. Y hablando de prejuicios, sobre ellos se basa el último punto. Miren a este caballero:


¿No les da a soberbia? A mí sí, a pedantería pura. La primera vez que vi esta foto del autor estuve segura de que nada que saliera de alguien con esa actitud podía gustarme. Me recuerda a muchas personas, a ninguna que me caiga bien. Ese fue mi primer error garrafal. Si bien sí le sigo viendo esa pedantería del friki y no me agrada, el tipo es un maldito genio y si se le antoja ser pedante se lo tiene ganado, mucho más ganado que cualquier otro friki pedante que es pedante por amor a su frikes y nada más, porque de genialidad nada de nada.

Como supondrán, todas mis percepciones previas eran equivocadas. TODAS.

Sí, el libro es un tocho, un maravilloso tocho en el que sus más de 700 páginas resultan escasas. Un tocho que te atrapa para no soltarte, pero cuando lo hace es demasiado pronto y te deja caminando por las paredes, desesperado por saber qué más pasa.

Sí, el libro tiene su fama. SU MERECIDA FAMA. Al igual que de Kvothe, se habla mucho de las cualidades de esta historia. A diferencia de Kvothe, no son exageraciones ni inventos. Es un libro grandioso, sin una sola coma de más. Hacía años que no leía algo de semejante calidad, años sin que una historia me obsesionara hasta niveles insospechados.

Y sí, Rothfuss tiene una personalidad muy burlona que raya lo pedante, pero hay algo muy atractivo, relajado y gracioso en la forma de ser de este autor (a quien confieso estar stalkeando demasiado últimamente). Si él no fuera como es, Kvothe no sería como es. Y si Kvothe no fuera como es, El nombre del viento sería otro libro más del montón. Y no estamos ante una historia más, estamos frente a una que tiene todos los ingredientes para convertirse en un clásico.

¿Puedo expresar con palabras la alegría que me produce haber estado tan equivocada respecto a esta historia? No, no puedo. Pero es inmensa, realmente agradezco a todos los que insistieron para que la lea.

Hablemos de la historia.

Una noche un posadero bastante particular salva la vida de un hombre. Lo lleva a su posada, y al recuperarse el salvado descubre que su salvador es nada más ni nada menos que Kvothe, de quien hablan las leyendas y a quien todos creían muerto. Pero ya no es él, ya no es Kvothe, sino Kote, un simple posadero de un cruce de caminos. El Cronista, el hombre a quién Kote salva, lo convence de relatarle su historia, y él acepta pero solo si es capaz de escribirlo todo en tres días.

El nombre del viento está conformado por lo que Kvothe narra durante la primera de esas tres jornadas, con breves irrupciones del presente, que nos devuelven a la posada para saber qué están haciendo o qué reacciones tienen sobre lo narrado, El Cronista, Kote y su particular aprendiz, Bast.

En esencia, lo que los libros cuentan (cada uno es un día distinto de narración) es como el legendario Kvothe se transformó en el posadero Kote.

Kvothe es un personaje sumamente insolente y demasiado perfecto al que resultaría muy, muy sencillo odiar si no tuviera una mala suerte espantosa y si no fuera un increíble contador de historias.

Deben saber que si deciden leer este libro, van a encontrarse con un protagonista super dotado que hace todo bien, aunque todo le salga mal, y que es un prodigio en varios aspectos. Sin embargo, no hay forma de odiar a Kvothe, se va ganando tu corazón de a poco, a pesar de su pedantería, insolencia y orgullo. 


"Abenthy me miró como evaluándome. Yo estaba esperando esa mirada. Era la clase de mirada que decía: «Hablas como si fueras mayor de lo que aparentas». Confiaba en que lo asumiera deprisa. Resulta tedioso que te hablen como si fueras un niño, aunque lo seas"

Como ya dije, si él no fuera como es esta historia no hubiera llegado a ningún lado. Termina resultando un personaje encantador, único en su especie. Es fácil sentir empatía por él, es fácil quererlo, es demasiado sencillo desear con todas tus fuerzas que le salga aunque sea una bien. Y cuando pasa, cuando por fin algo va bien en su vida, te removes inquieto de preocupación sabiendo que tarde o temprano de alguna manera va a arruinarlo.

Es inteligente, de eso no hay duda, pero su orgullo lo lleva a cometer torpezas sin descanso. Muchas veces tenes ganas de pegarle por lo cabeza dura, y vivís preocupado por su bienestar. Tiene unas maneras muy atractivas, el chico creció en un troupe de actores y es un Edena Ruh, artistas nómades, socialmente hablando algo así como lo más bajo y despreciable de la sociedad, pero él lleva con orgullo su estirpe, algo muy respetable y está dispuesto a limpiar como sea el injusto mal nombre de los de su familia. Eso último es emocionante.

Sin dudas es un personaje muy rico e interesante, un artista que conoció de joven la magia (más bien dicho, la simpatía), es exagerado como buen actor, sensible como buen músico. Fue curtido por la tragedia y por la vida más dura en las calles de la ciudad. Conoce secretos que ningún mortal debería conocer, e intenta profundizar en ellos, cosa que ninguna persona sabia debería hacer. Sabe lo que es el dolor, sabe lo que es el hambre, no tener un centavo y perder todo lo que uno tiene en la vida, absolutamente todo. Aun así, tiene un fuego interno que lo ínsita a seguir luchando y a esforzarse por convertirse en alguien, en la persona que siempre soñó. Es realmente una persona cuya historia y lucha te llegan y atrapan. Alguien que dista demasiado del hombre triste que narra su propia historia, y eso te desarma.


"—¿Sabes cuántas palizas me han dado en el curso de mi vida?
 Cronista negó con la cabeza.
 Kvothe levantó la mirada, sonrió y se encogió de hombros con indiferencia.
  —Yo tampoco. Parece que esas cosas tengan que grabarse en la memoria. Parece que tuviera que recordar cuántos huesos me han roto. Parece que tuviera que acordarme de todos los puntos y los vendajes. —Sacudió la cabeza—. Pues no. Recuerdo a aquel niño sollozando en la oscuridad. Lo recuerdo como si hubiera sucedido ayer.
 Cronista frunció el ceño.
  —Tú mismo has dicho que no podías hacer nada.
  —Sí podía —dijo Kvothe con seriedad—. Y no lo hice. Tomé una decisión, y todavía me arrepiento de ella. Los huesos se sueldan. El arrepentimiento perdura para siempre."
Me encanta que él mismo, a pesar de la soberbia de su yo joven, se encargue de marcar sus errores, su estupidez y torpezas. Es autentico y reconoce lo mal que estaba a veces. 

La cuestión es que adoro a Kvothe, se convirtió con una sencillez apabullante y garrafal en uno de mis personajes literarios favoritos. Y soy feliz de que esté ahí, en ese estante de mi corazón que ocupan solamente unos pocos.

Algo que me gusta muchísimo de la historia, es que hace énfasis en cómo se forman las historias, las leyendas y cuánto suele haber de mentira y exageración en ellas. Kvothe narra su propia historia, cómo es que acabó convirtiéndose en una tremenda leyenda, y se encarga de restarle importancia a las cosas, reírse de lo que la gente inventa, incluso cuenta como él mismo se deleitó inventando cosas sobre sí mismo y difundiéndolas. Es muy irónico y divertido. Me encanta, porque de alguna forma le da realismo a las cosas. Sí, soy una leyenda. No, no todo lo que dicen de mí es cierto, casi nada de lo que dicen de mí es cierto. Lo maravilloso es que aquellas cosas que sí son ciertas, son muchísimo más interesantes e increíbles de la forma en que realmente sucedieron que del modo en el que la fábula colectiva las perpetua.


"Todos nos contamos una historia sobre nosotros mismos. Siempre. Continuamente. Esa historia es lo que nos convierte en lo que somos. Nos construimos a nosotros mismos a partir de esa historia."

Solo me queda agregar de Kvothe (al menos en esta reseña, podría hablar de él hasta que ustedes se cansaran y me echaran de mi propio blog), que me desespera Kote, no veo la hora de que el tercer libro (del que no hay ni señales) salga de una vez y explique, para bien o para mal qué pasó. Me perturba que aunque siendo un hombre joven (alrededor de veinticinco años, si mal no recuerdo, lo que fue muy difícil de asimilar porque se habla de él como un adulto hecho y derecho ergo, me imaginé a alguien de al menos cuarenta, al principio), actúe como un anciano cansado de todo.

En perspectiva, el hecho de que Kvothe haya cambiado su nombre, sobre todo en una historia donde los nombres tienen una grandísima importancia, me pone loca. Estoy segura de que todas las consecuencias frustrantes de su vida como posadero están relacionadas al cambio de nombre.

"Verás, existe una conexión fundamental entre lo que uno parece y lo que uno es. Todos los niños Fata lo saben, pero vosotros, los mortales, no lo veis. Nosotros sabemos lo peligrosas que pueden resultar las máscaras. Todos nos convertimos en lo que fingimos ser."

El sentido del humor del autor y las pequeñas premisas de la trama, me ponen la piel de gallina. No quiero adelantarme a los hechos, pero no me extrañaría si la historia no tuviera un final feliz.

Por supuesto, una historia tan larga tiene más personajes, sobre todo si hablamos de una autobiográfica. Muchos se ganan nuestro cariño, por ejemplo Abenthy, el primer maestro de Kvothe que le enseña a una edad muy prematura sobre simpatía y lo prepara para asistir a la Universidad. Es una de las primeras persona en abandonarlo.

Otros personajes, aunque menores, que terminan por ganarse nuestro cariño son Bast, el aprendiz que resulta ser nada más ni nada menos que un fata que lucha por salvar a Kvothe de Kote. Sim y Wil, los mejores amigos de Kvothe en la Universidad. Auri, una chica muy misteriosa que vive en la subrealidad. El profesor Elodin, que una de dos: o está loco de remate o es un verdadero genio.

Y por supuesto, Denna.

Denna es el gran amor de Kvothe (aunque algunos ponen esto en discusión) y al igual que él, dista mucho de ser la protagonista usual de una historia. Denna es un personaje huidizo y, aunque de alguna forma la terminamos queriendo, es misteriosa y no le entrega al 100% su confianza a Kvothe, por lo tanto supone un misterio. En ella late cierta vena de chica rota y se perfila una historia dura sobre sus hombros, pero la verdad sea dicha: no la conocemos. Todo lo que sabemos sobre ella es que busca con desesperación un mecenas, encuentra uno cuyos actos son cuestionables y aunque parece sentir especial cariño por Kvothe, es normal verla acompañada de otros hombres constantemente, lo que nos hace sacar suposiciones si bien no del todo erradas, sí apresuradas. Un personaje ambiguo, con mucha actitud, que queremos pero que tenemos que conocer más.


"—¿Cómo haces para llevar eso en el bolsillo sin cortarte a trochos?
 Denna se puso de lado para enseñármelo.
 —El bolsillo tiene un corte por dentro. Llevo el puñal atado a la pierna. Por eso es tan plano. Para que no se note que lo llevo bajo la ropa. —Lo asió por la empuñadura y lo sostuvo ante mí para que lo viera—. Así. Tienes que poner el pulgar en la parte plana.
 —¿Pretendes robarme la virtud enseñándome a defenderla? —pregunté.
 —Como si tú tuvieras virtud —dijo ella riendo—. Lo que intento es que no te cortes esas manos tan bonitas que tienes la próxima vez que salves a una chica de una cerda."

Sobre la escritura, amé la pluma de Rothfuss. Es simple pero muy, muy, muy estética. Es un mago con las palabras, crea escenas muy vividas y bonitas, hay mucha belleza en esta historia, incluso en las situaciones más aberrantes. También posee muchísimo sentido del humor, cosa que le imprime a Kvothe y por lo tanto a la historia. Las más de setecientas páginas se pasan volando, tiene un estilo muy llevadero casi sin altibajos. Es normal que los libros muy largos los tengan, pero en este caso no me pareció pesado en ningún momento ni que la historia decayera, y eso que se trata de una biografía. Hacia el final, ya estaba aburrida de la Universidad y necesitaba un cambio de aires, pero eso no cambió lo muchísimo que disfruté esta historia de principio a fin.

Por último, algo que me gustó mucho. Al igual que las canciones medievales y las poesías (Kvothe me pegaría por compararlo con la poesía), los libros empiezan y terminan de la misma forma, hablando de tres silencios de una forma muy desgarradora y poética, que te deja con el corazón en la mano, sobre todo al cierre del libro.

Una historia que recomiendo a todo el mundo sin pararme a dudarlo. Simplemente magnifica, de esas que se quedan con vos para siempre y sentís el deseo de releer una y otra vez. Este libro logré que me durara alrededor de un mes, porque lo leí en época de exámenes. El segundo me duró poco más de dos semanas y a pesar de su extensión, para mí gusto le hubieran venido bien otras quinientas páginas. Y no veo la hora de que salga el tercero, o el spin-off que sale en unos meses, para calmar la ansiedad.

La verdad, ya lo extraño. Estoy con negación literaria, no puedo leer más nada porque nada me complace después de estos libros. Vamos a ver cuánto me dura este duelo, espero que poco porque no puedo vivir sin leer.

En fin…


RE-CO-MEN-DA-DÍ-SI-MO.  


"Pero sobre todo sentía curiosidad. Había visto a Abenthy hacer algo que yo no podía explicar, algo extraño y maravilloso. No me refiero a lo de las lámparas simpáticas; sabía muy bien que eso solo era teatro, un truco para impresionar a los pueblerinos ignorantes.

  Pero lo que había hecho después era diferente. Había llamado al viento, y el viento había acudido. Eso era magia, magia de la de verdad. La clase de magia de la que yo había oído hablar en las historias sobre Táborlin el Grande. La clase de magia en que no creía desde que tenía seis años. Ya no sabía qué creer.


  Así que lo invité a unirse a nuestra troupe, con la esperanza de encontrar respuestas a mis preguntas. Aunque entonces no lo sabía, yo estaba buscando el nombre del viento."

El book-tag de las redes sociales :D

¡Holaaaaaaaaaaa!

¿Cómo están? Yo agobiada de estudiar, no quiero más. NO-QUIERO-MÁS. Y recién empiezan *llora desconsoladamente*. Decidí hacer un break porque me sentía abombada y descubrí que eran casi las 11 de la noche y yo estaba ahí sentada desde las 2 y media de la tarde. ¿Cómo no iba a estar atontada? Después estoy agotada y no sirvo para nada, por extremista me pasa, por extremista.

En fin, ¿qué mejor que relajar blogueando? :3

Este book-tag es de Anilla de Mi vuelo literario, blog y blogger que me caen genial y a quién se lo robé descaradamente (pero con aviso :P)

Sí, son gatos. Y no, no tiene nada qué ver con nada xD

Vamos a hacerlo:

Twitter: @melicorbetto

¿Cuál es tu libro favorito más corto?

Se me ocurren varios, pero voy a elegir Noches Blancas de Fiódor Dostoyevski. Libro precioso si los hay. Me siento demasiado identificada con El soñador (¿cómo no?), pero también con ella. Y es raro que uno se sienta identificado con dos personajes tan opuestos. Me encanta, bellísimo y destructor, como debe ser.

Facebook: Lee.Sueña.Vuela

Un libro que alguien te haya presionado a leer

Por suerte, jamás pasó esto. Podemos hablar de presión social, en ese caso podría mencionar modas. PERO NO QUIERO HABLAR DE MODAS, FIN.

Así que voy a sacar a relucir a mi amado Kvothe, y decir El nombre del viento (reseña mañana :D), porque si algo me decidió a leerlo fue la cantidad de veces que me lo recomendaron (y se los agradezco en el alma *corazones, muchos*)

Tumblr: Stolen Sexy Time Machine

Un libro que hayas leído antes de que estuviera de moda

¡Tantos, dios! Pero como quiero dejarlos patatusos (what?) voy a deciiiiiiiiiiiiiiiiiiiiir: Crepúsculo. Sip, ese Crepúsculo.

Cuando lo leí, no lo conocía NADIE. No había webs, no había nada. Tuve el primer fotolog en español de Twilight xD Hasta que salió el segundo libro estaba re obse con esa historia, pero no conocía a nadie que hablara mi idioma para compartir mi obsesión (por suerte existía myspace, y ahí podía fangirlear de lo lindo con gente del mundo). Después se puso re de moda y yo me sentía importante porque lo conocía de antes :P (y era chica, no sean así, no sean así!). Cuando salió el segundo libro me decepcionó bastante (y con mi obsesión, lo estaba esperando MUCHO), el tercero no me gustó directamente y el cuarto fue un insulto a mi inteligencia. Aún así le guardo cariño al primer libro, porque me trae lindos recuerdos de mi gigantesca obsesión. Siempre dije que ojala la historia hubiera terminado ahí :)

Ya que estamos, también tuve Tumblr antes de que estuviera de moda y se llenara de hipsters, gatos y galaxias :)

MySpace: no se los muestro NI loca :)

Un libro que consideres que ya no te gusta tanto como te gustaba

También hay muchos, sobre todo best-sellers de moda, que al leerlo pienso "Hey, estuvo muy bueno", pero a medida que la mente se enfría es un "Pssssssssst, no". Creo que voy a decir, aunque cierto amigo blogger desee matarme, la trilogía El bosque. Estuvo linda, pero el recuerdo que prevalece una vez aplacada la emoción del final, es lo tonta que era la protagonista y el fastidio que me causaba.

Instagram: meli.corbetto

Un libro que tenga la portada más linda y fotografiable


Dificíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiil, porque hay muchos bellos. Voy a decir Forgotten porque es una de mis portadas favoritas :3

YouTube: melitahale (nunca van a adivinar de qué periodo de mi vida data este perfil :P)

Un libro que te gustaría que hagan película

Muchísimos, sí, muchísimos. Me gusta que hagan películas de libros (menos de los de Rice xD), no soy de las que en cuanto anuncian peli ya dicen que cagaron el libro, incluso me gustan adaptaciones infieles, porque aprendí a separar adaptación de libro y a veces son infieles, pero buenas películas. Eso no quita que hay algunas pésimas, pero no disfruto un libro menos porque tenga una mala película. NADA me caga un buen libro, ni una mala adaptación.

En fin, como estoy obsesionada reitero: El nombre del viento, PERO no haría una película. Haría una serie, una serie de la puta madre, una mega producción millonaria y épica. Alguien que se lo comente a HBO, gracias :)

Goodreads: estasmuriendote

Un libro que recomendás a todo el mundo

Uuuf, no me odien por mis obsesiones dominantes, pero a riesgo de ser reiterativa con este tema: Two Boys Kissing. Como dije, este libro te transmite un mensaje precioso de vida y todo el mundo debería leerlo.


En fin, me voy a dormir porque estoy agotada :)
Disculpen si hay alguna incoherencia, y creo que usé más malas palabras que de costumbre, pero bueno, ya son todos grandecitos, ¿no? Jajaj cualquiera xD

¡Qué empiecen bien la semana y feliz día atrasado del estudiante y de la primavera!