viernes, 28 de octubre de 2016

12 Noches de Halloween #10 Pretty Little Liars

Got a secret, can you keep it? 
Swear this one you'll save. 
Better lock it, in your pocket, taking this one to the grave.
If I show you then I know you won't tell what I said.
Cause two can keep a secret 
if one of them is 


Mi secreto es que Pretty Little Liars es mi placer culpable, ahora que lo saben están en peligro de muerte. Ok, no en peligro de muerte. Ni es exactamente mi placer culpable, pero después de siete temporadas y haber dejado la serie demasiadas veces para volver a ella al poco tiempo, podemos decir que tenemos una relación extraña, en la que ejerce sobre mí una fascinación innegable a pesar de sus múltiples, muuuuultiples falacias. 

Alison DiLaurentis es la chica popular del colegio, cruel, manipuladora y hermosa, sabe que tiene al mundo en sus manos y no duda en usarlo para conseguir todo lo que se le antoja. Hanna Marin, Spencer Hastings, Emily Fields y Aria Montgomery, son sus mejores amigas, sin embargo, Alison no es exactamente buena con ellas y mueve los hilos de sus vidas según su conveniencia. 

Una noche, Alison desaparece y sin su abeja reina, el grupo de amigas se distancia. Sin embargo, años después la tragedia vuelve a unirlas: encuentran el cuerpo de Ali enterrado en su propia casa. Al mismo tiempo, las cuatro chicas comienzan a recibir amenazas por mensaje de texto. Amenazas de alguien que conoce un pequeño GRAN secreto del que solo ellas y Alison eran participes. Pero Alison está muerta, ¿o no?

A los mensajes los firma "A" y aunque las chicas no lo saben, esa persona anónima está a punto de convertir sus vidas en un verdadero infierno.

Pero van a dar batalla, aunque sea a muerte.


Esta serie es totalmente adictiva, TOTALMENTE, de esas que necesitas mirar seis episodios por noche para poder seguir viviendo y solo accedes a apagar la tv porque te vence el sueño o las obligaciones de la vida cotidiana.

Tiene un ritmo garrafal, la premisa de A es todo, todo, totalmente atractiva y misteriosa. Este villano no puede ser más creepy, siniestro e irónico. Un gran personaje que, lamento decirlo, mantiene viva la serie hasta en sus momentos más deplorables, pero a la vez... muchas veces es demasiado. Esta persona es omnipresente y todopoderosa, un supergenio del mal que malgasta su intelecto diabólico para hacerle la vida imposible a cuatro adolescentes a las que detesta por razones que desconocemos. 

No sé cómo hace para saberlo todo y estar en todos lados, lo único que puedo decirles es que estas chicas, si no fueran más persistentes que él, no tendrían una sola oportunidad de salir airosas de todas las trampas que les pone.

Si bien yo inicié la serie sabiendo quién era A, ya que no hace tanto que empecé a mirarla, al rededor de un año, siempre sentí que se trata de uno de esos personajes tan pero tan míticos, que su leyenda los precede y no hay forma humana de quedar conforme con la respuesta tanto a su identidad como a sus acciones que pueda darnos la trama, porque después de tantos años y tanta genialidad, toda explicación se queda chica. Es más o menos como la muerte de Sherlock. Un misterio que es más potente como misterio.


La trama tiene enormes, paren, ENORMES, no, paren 
ENOOOOOOOOOOOOOOOOORMES 
altibajos, si bien reitero que es adictiva, por momentos se vuelve totalmente reiterativa y cansa, incluso puede tornarse aburrida. Algo que me molesta, ya que después de siete años la estirada de trama ya es indecente, es que hay hasta huecos argumentales, escenas de relleno (sobre todo en las últimas temporadas) que no llevan a nada y quedan colgando en el aire, sin haber sido relevantes ni tener un cierre coherente. Y algunas cosas se vuelven predecibles, por ejemplo, si aparece un personaje nuevo, ya sabes que o va a involucrarse románticamente con Emily, o termina muerto o es el nuevo sospechoso, por lo general falso, de ser A. A veces hasta las tres cosas a la vez.

Incluso han llegado a, disculpen la expresión, literalmente cagarse una y otra vez en la continuidad del argumento, al estilo "pfff, eso pasó hace dos temporadas, ya no importa, hagamos que nunca pasó". Si están al día con la serie, van a saber que a veces se pasan de la raya con esto, por ejemplo, en mi opinión, el final de la sexta temporada cambia absolutamente TODO el sentido de la trama, y no necesariamente para bien, dado que muchas cosas ni tienen sentido. Lo odié fuerte y decidí dejar la serie. A la semana empezó la séptima temporada y obvio que la miré, para darles la oportunidad de redimirse. Ya veremos si los perdono o no, el próximo abril cuando PLL termine para siempre.

Dada esta infinidad de críticas negativas, cuesta creer que amo la serie, sobre todo si les digo que esta humilde servidora cree que dejó de ser buena en la segunda temporada y le estarían sobrando unas cinco. Sin embargo, volvamos a eso del placer culpable: hay cosas que son MALÍSIMAS y me irritan profundamente, pero a la vez es tan fresca, tan adictiva, tiene tan buen ritmo y personajes TAN QUERIBLES que no puedo dejar de mirarla.

Además, por todo lo que es bueno, esta gente sabe cómo volver a conquistar al espectador. Por regla general, los primeros epis de las temporadas son flojos, a medida que se acerca la mitad, se va poniendo genial, hasta que es LA BOMBA y la segunda mitad suele mantener el buen ritmo y el misterio, hasta el final de temporada, que siempre es de esos que te dejan caminando por las paredes, comiéndote las uñas y arrancándote los pelos. GENIALES, siempre. 


Tiene muchas sorpresas y a veces te shockea, pero te shockea en serio. Uno de mis momentos favoritos de la vida, incluye a mi hermana -ferrea seguidora de la serie también- entrando a mi cuarto con la cara desencajada en medio de la noche, con los ojos como platos y gritando "¡XXXX es A!", casi al borde del llanto. Fue genial y la serie genera muchísimos momentos así de impactantes (tener otro fan en la casa es lo más. Mi mamá está tan acostumbrada a escucharnos hablar de PLL que a veces nos pregunta "¿Alguna novedad de A?". De hecho, cuando leí, sin querer, quien era A, la llamé a mi mamá para contarle mi desgracia y estaba INDIGNADA jajaja). 

Hay muchos giros argumentales, la mayor parte del tiempo no llevan a ningún lado, ¡pero cómo entretienen! También, a veces las cosas salen redonditas y las chicas de repente están detrás de las pistas correctas sin esforzarse demasiado. El manejo del misterio es genial. Genuinamente, aunque sea una montaña rusa de interés, uno necesita resolver el enigma que es A, y la única forma de hacerlo como corresponde, es seguir mirando.

Las cuatro chicas, o las mentirosas, como las llama el fandom, generan empatía inmediata y se terminan sintiendo parte de tu familia, son personajes muy carismáticos y con los que uno se encariña irremediablemente. Sin embargo, a lo largo de los años mutan, no solo porque la serie es larga e incoherente, sino también porque crecen y van madurando.


Su amistad es adorable. Empieza colgando de hilos finos, dado que todas creían que lo único que las unía era Ali y sus secretos, pero desarrollan una relación muy linda, muy real y divertida.

Mis favoritas personales siempre fueron Spencer y Hannah, la primera ya que me recuerda mucho a mí misma, es obsesiva del orden, el control, y mega analítica, pero a la vez súper humana y vulnerable, realmente me gusta mucho Spen. Y su guardarropas. La ropa de estas chicas te hacen babear aunque no seas fashionista. En cuanto a la segunda, nuestra relación cambió. En las primeras temporadas, Hannah era mega divertida, muuuuuuuuuuuy irónica e hilarante, genuina e ingenua, siempre me robaba alguna carcajada. Pero la arruinaron. En las últimas temporadas es irritante, siempre está de mal humor y me resulta insoportable. Más de una vez gustosamente le daría un sartenazo en la cara, miren lo que les digo. Me da mucha rabia lo que le hicieron a este personaje. Y ya no es mi favorita, claro está. A veces tiene aires de lo que era, pero...


Las restantes son Aria y Emily, y no crean que las quiero menos porque no están en mi grupo de favoritas. De hecho, si bien me identifico más con Spencer, las quiero a todas por igual.

Aria es una artista bohemia, me gusta su estilo (a veces) y su historia es muy interesante, muy literaria, cosa bastante pertinente de decir ya que está enamorada de su profe de literatura. En cuanto a Em, es potencialmente la mujer más hermosa del universo y debería ser pecado capital que no tengamos todas sus piernas jaja, pero como personaje es algo inestable, tiene muchas idas y vueltas para mi gusto. Sin embargo, esto no hace que sea malo o menos encariñable.

Finalmente, la desencadenante de todo esto: Ali. Juro que llevo siete temporadas esperando que me demuestren que Alison no merecía lo que le pasó, que no era una perra insoportable, que tenía una flor de historia triste detrás que lo justificara todo, que fuera una pobre chica. Peeeero, también es un personaje inestable y algo incoherente, a su historia la moldean según lo necesiten para seguir manteniendo a flote la trama.


Resumiendo, estas cuatro muchachitas, muchas veces junto a Ezra (el profe de literatura, ejem), Toby (el novio de Spencer), Caleb (el novio de Hannah), y algunos otros personajes secundarios, totalmente geniales, van a darle pelea a A, van a vivir todo tipo de peligros, salir triunfantes, o casi triunfantes (al menos, más o menos enteras físicamente), y van a sumergirse cada vez más y más en un misterio oscuro y retorcido, sorpresivo hasta lo inimaginable. 

Y todo esto sin dejar de verse como modelos de Victoria's Secret.

Siempre lucen muy, muy... cómodas :P

En fin, la serie tiene muchos puntos débiles y podemos criticarle tantas cosas que estaríamos años enteros, sin embargo, tiene encanto, tiene atractivo, sin el relleno la trama es decente y requetecontra entretenida. Es una historia que por lo general se disfruta, te engancha de lleno y se convierte en parte de tu vida. 

La opción ideal si querés mirar algo liviano, entretenido y que te obsesione por completo. Con mucho drama, suspenso, momentos terroríficos y un anónimo bien creepy, profundo y con más actitud que nadie en este mundo.

PLL a veces te hace morir de risa, otros de amor y ternura, otros te mantiene al borde del asiento de los nervios o te desmorona de la sorpresa. 

Aaaaaaay, a pesar de todo la amo. Mucho, mucho. Y el próximo año llega a su fin, así que es el mejor momento para engancharse, ahora que se sabe que no la van a seguir y seguir estirando ;)

Por último, un consejito, esta serie está más spoileada en la web que Game of Thrones o The Walking Dead. Lo mínimo, MÍNIMO que pueden enterarse sin siquiera buscarlo es la identidad de A, así que si planean verla, les recomiendo mucho, mucho tratar de no googlear nada sobre ella ni buscarla en sitios como tumblr. Se disfruta igual si te la arruinan, pero si no lo hacen mejor :)

¡¡¡FELICES DOCE NOCHES DE HALLOWEEN, BITCHES!!! :D

3 comentarios :

  1. Les pido mil disculpas si la entrada tiene errores, traté de corregirla pero me duele muchísimo la cabeza, estoy estudiando para un parcial y por suerte está mi primita de cinco años acá rompiendo las pelotas y gritando sin parar mientras escucha música*ojos en blanco*, así que no hay forma humana de que yo me concentre y pueda editar esto como corresponde :(
    Mañana la arreglo, cuando esté feliz y en silencio <3

    ResponderEliminar
  2. Hola Meli!
    Concuerdo bastante con vos. Y al terminar de leer tu reseña me dieron ganas de retomarla. La solía ver con mi mamá pero siempre tenía que arrastrarla para que se sentara a verla conmigo. Después cuando desistió la seguí viendo un tiempo más hasta que se me fueron agotando las ganas de verla. En parte que estiren tanto, en parte que A sea tan omnipresente y guacho, los descubrimientos que al final son medios pavos o no tienen mucho sentido. Y con los libros me pasó más o menos lo mismo aunque no los pienso seguir porque son más cualquiera que la serie por ahí, además las chicas en los libros son unas taradas todas y yo me había acostumbrado demasiado a cómo son en la serie.
    Mis favoritas también son Hannah y Spencer y me embola leer que Hannah está re chota en las últimas temporadas porque la adoro demasiado. Y Spencer es genial. Y adoro el estilo que tienen las dos, son las que más me gusta como se visten.
    Emily y Aria me caía re bien en las primeras temporadas, pero se fueron poniendo medio estúpidas. Emily se vuelve medio emo y Aria me secaba con lo de Ezra.
    Ali nunca me cayó bien. La que me gusta es Mona, es re guacha y la adoro.
    Ay me diste ganas de retomarla, pero tengo que juntar ganas y autoobligarme a seguirla por las razones que la dejé. Igual cuando vi que estaban terminándola me dio nostalgia y capaz en las vacaciones la agarre de vuelta.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  3. Como que llego un poco tarde a la entrada ¿no?
    A mí también me gusta mucho,aunque coincido contigo prácticamente en todo. Y, curiosamente, mis favoritas también son Spencer y Hanna :3.

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D